Crean gomitas para combatir anemia infantil

Foto EE: Archivo

Un grupo de alumnas del Instituto Politécnico Nacional (IPN) desarrolla desde hace seis años alimentos innovadores, entre los que destacan las gomitas de cáscara de kiwi y el suplemento para reducir el colesterol, los cuales podrían combatir enfermedades.

Las estudiantes pretenden ayudar a la población mexicana con estos alimentos, debido a que aportan nutrientes a bajo costo, señaló la profesora de la licenciatura de Nutrición, Betzabeth Pineda Quintanar.

Las jóvenes visitaron comunidades aledañas al Distrito Federal y de los estados de Morelos y México con el fin de valorar la situación nutricional de los habitantes, entre otros índices de salud pública.

Una de las problemáticas que detectaron es la desnutrición, por lo que se organizaron en equipos para desarrollar alimentos para combatir esta condición, resaltó la académica del Centro Interdisciplinario de Ciencias de la Salud (CICS), Unidad Milpa Alta

Es el caso de las gomitas Kiwas, elaboradas con pulpa y cáscara de kiwi, contienen cantidades importantes de vitamina E y ácido fólico que las hace una alternativa nutritiva, sobre todo para niños con anemia y embarazadas, dijo la académica.

Las estudiantes Yolanda Cabello Rocha, Lina Ceciliano Granados y Paola Morales Alvarado explicaron que la vitamina E es un antioxidante que evita la destrucción de los glóbulos rojos, lo que podría servir para tratar y prevenir la enfermedades.

Dijeron que aunque esta vitamina se encuentra en diversos alimentos como el aguacate, la mantequilla, los pistaches y los cacahuates, contienen grasa que no permiten al organismo metabolizar la vitamina.

Por ello, las jóvenes se dieron a la tarea de crear un alimento que garantice la absorción de este nutriente en el cuerpo y que al ser una golosina, facilite el que los niños ingieran hasta cuatro porciones al día para combatir la anemia.

Para las personas que no presenten desnutrición, se recomienda máximo dos gomitas al día, puntualizaron las alumnas, quienes agregaron que el producto es natural, ya que no cuenta con conservadores, colorantes, ni se le añadió azúcar.

Las gomitas además aportan vitamina C, fósforo y hierro, y pueden durar hasta tres meses en refrigeración para evitar que la fruta, que contienen las golosinas, se oxide, explicaron las creadoras.

En tanto, el suplemento alimenticio llamado Prosoma elaborado a base de amaranto, soya y arándano, tiene proteína de alto valor nutrimental por la combinación de cereales y legumbres.

“No le ponemos nada artificial, no tiene aditivos químicos”, subrayaron Andrea Félix, César Ramírez, Eva Fuerte y Ana Reyes.

Los estudiantes comentaron que una de las ventajas del suplemento es su versatilidad, debido a que es un polvo que puede agregarse a la fruta como si fuera granola, disolverse en leche, o bien, en licuados.

“Tiene vitamina B1, B2, B3, B9 y B12. Minerales tiene calcio, fósforo, zinc, magnesio”, puntualizaron.

Dijeron que los niños podrían tomar 20 gramos que equivalen a poco más de una cucharada y los adultos 34 gramos que serían poco más de dos cucharadas.

Otro de los beneficios de este suplemento es que contiene proteína con la que se puede aumentar el tono muscular, así que también lo pueden usar deportistas, comentaron los alumnos.

Además, el complemento reduce el colesterol y es benéfico para prevenir la osteoporosis por las propiedades nutritivas de la soya y el amaranto.

Los productos, cuyo costo podría oscilar entre los 35 y 38 pesos, se sometieron a pruebas químicas, microbiológicas y de conservación, las cuales descartaron la presencia de hongos y bacterias como E-coli.

A pesar de que los jóvenes llevan capacitación en formación de emprendedores, muchos de los productos que garantizan su efectividad e inocuidad aún no se comercializan debido a que muy pocos alumnos registran y patentan sus creaciones, reconoció Pineda Quintanar.

Consideró que se podría animar a los jóvenes a registrar sus creaciones con establecimientos en la escuela, en los que los alumnos que cumplieran con todo el proceso pudieran vender sus productos y así contribuir de manera significativa con la sociedad.

CRÉDITO: 
Notimex