El coworking que hace del trabajo unas vacaciones

IOS Offices abrirá dos centros. Foto: Elizabeth Meza

Un buen lugar para trabajar, con buena iluminación, mobiliario e Internet puede cambiar la perspectiva de las personas y no ver el trabajo como una obligación, sino sentirse como si estuvieran de vacaciones.

“Deberíamos estar de vacaciones todos días, deberíamos amar lo que hacemos, sólo así podemos decir que somos felices. Yo creo que la felicidad es una acumulación de sentimientos y cosas positivas, irte de vacaciones dos semanas al año y odiar tus otras 50 porque no te gusta lo que haces, no creo que sea una buena receta para nadie”, dice Javier García, director general de IOS Offices.

IOS Offices es una empresa mexicana dedicada a la renta de espacios colaborativos para emprendedores y empresas, cuenta con 35 ubicaciones en 12 ciudades, y más que un lugar para laborar, el coworking ofrece una cultura de bienestar y de colaboración.

Para lograrlo, “empieza por lo más fundamental, que no haya ruido, que la silla este cómoda y que haya buen Internet, empezar por lo tangible y generar las condiciones positivas para laborar”, menciona García en entrevista con El Economista.

Detalla que “el día tiene 24 horas, la mayor parte del tiempo la pasamos en el trabajo, si logramos que nuestros 15,000 socios amen su lugar de trabajo, vamos a lograr que 15,000 mexicanos sean más felices”.

Este año IOS Offices abrirá dos nuevos centros en la Ciudad de México, uno en Reforma y otro en Chapultepec, y buscará mercado en Culiacán y Nuevo León. La apertura por centro tiene un costo aproximado de 1 millón de dólares.

El coworking desarrolla su estrategia en tres vertientes: clima laboral, sentido de pertenencia y networking. El clima laboral porque crea el ambiente para que “te sientas como en casa, que no te falta nada, que si tiene una necesidad sepas que se te va a resolver, que te sientas seguro”.

El sentido de pertenencia porque “muchos emprendedores están solos en el camino del emprendimiento y en un lugar como IOS Offices se sienten parte de algo más grande, conocen gente, hacen contactos, comunidad y negocio, hacen networking”.

Además la empresa mexicana busca productividad y felicidad, porque “la gente feliz es más productiva y creativa, incluso trabajamos más horas porque lo hacemos por gusto”, dice García.

Detalla que “el verdadero talento escoge dónde quiere trabajar y el tener un buen lugar de trabajo es un diferenciador. Somos el único proveedor de espacio y servicio para emprendedor y empresa”.

Es difícil que un cliente te consuma el producto y servicio todo el día, todos los meses, todo el año. “Ésa es nuestra realidad, nuestro socio llega todos los días por su propia voluntad a utilizar nuestras instalaciones, pero no como van al gimnasio, una hora o dos, aquí vienen a estarse ocho o 10 horas, cinco días a la semana”.

García comenta que el coworking hace que sus socios amen su trabajo y quieran llegar a trabajar al día siguiente.

“Que no te levantes en la mañana y digas ‘tengo que ir a trabajar’, queremos que se levanten como cuando van a salir con sus amigos, piensen en qué ponerse, a quiénes van ir a ver, cambia completamente el chip y el estado mental de la persona, y llega a la oficina y al lugar del trabajo con un estado mental de crecimiento, productividad, eficiencia y creatividad, que lo va a llevar a cubrir todas sus metas”.

[email protected]

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario