Cosecha mejor futuro para agricultores indígenas

Foto EE: Angélica Pineda

La labor de 13 años con 1,800 productores agrícolas de comunidades pobres de Guerrero, Oaxaca y Chiapas tuvo una recompensa más para Margarita Muciño Muciño: el proyecto Impulso a la Economía Solidaria del México Profundo, que coordina la socióloga guerrerense, ganó el primer lugar del Premio EmprendedorES de la Fundación Walmart de México.

Muciño Muciño, de 58 años y madre de dos hijos, recibió del jurado el premio de 350,000 pesos, el cual va acompañado de un proceso de incubación de negocios en el Tecnológico de Monterrey y de mentoría por directivos de la minorista. La fundación ha apoyado a la cooperativa guerrerense Numa Gamaa Ski Yu Me Phaa, que asesora Muciño, con más de 5.8 millones de pesos para la construcción de huertos para el autoconsumo.

“Nosotros trabajamos restauración, ecología, sustentabilidad alimentaria, llevamos siete año trabajando la comercialización fuerte con Walmart, y es algo que no acaba de cuajar. No acabamos de entender qué es el marketing, la línea base, así que este conocimiento complementará lo que nos hace falta para poner el producto en el mercado”, explicó en entrevista Muciño, quien, junto con los representantes de 29 emprendimientos sociales, recibió una semana de capacitación en el Tec de Monterrey campus Santa Fe.

El Premio EmprendedorEs promueve los proyectos que han recibido previamente apoyo de Fundación Walmart de México y que ahora dota de herramientas adicionales, como financiamiento y asesoría de expertos de Enactus, Endeavor y del Tecnológico de Monterrey, para que tengan éxito y perduren.

La labor de la emprendedora social será transmitir a los 1,800 productores los conocimientos adquiridos en el proceso de incubación. Uno de los retos será introducir la tecnología y la inquietud de llegar a otros mercados. “Si la comunidad está dispuesta, adelante. Y yo creo que sí porque es lo que hemos estado pidiendo, la oportunidad va a venir de los más jóvenes, de los hijos de los productores, para quienes estamos generando empleo”.

TRANSFORMAR COMUNIDADES

El trabajo comunitario organizado no es nuevo para Muciño. Antes colaboró con indígenas de la Sierra Madre de Motozintla, en Chiapas, para la producción de café orgánico. Su labor con 1,500 agricultores de Guerrero y 300 más de Oaxaca y de Chiapas, es generar cultivos sustentables de frutas como piña, plátano, maíz, frijol, Jamaica y miel, cuyos excedentes son vendidos a Walmart.

Su labor en Guerrero fue introducida por grupos religiosos, que la presentaron como asesora. El deseo de servir la tiene “enamorada” de la comunidad, donde su ejemplo comienza a cosechar frutos. “Fundación Walmart preguntó a una niña que salió de bachillerato, qué es lo que más quería y ella contestó: ‘ser como Magui’. Le dijeron sí, pero qué más, y ella volvió a decir: ‘ser como Magui”. Imagínate cómo me sentí ¡Ser un ejemplo para niños y jóvenes! Ya no pido más en la vida.

La de Muciño no es una terea fácil. La Montaña, donde se centra su trabajo, es una de las regiones más pobres del país: 65.3% de su población, en su mayoría indígena, sufre pobreza extrema. La inseguridad, el narcotráfico y la impunidad también están presentes, “el medio ambiente está deteriorado, no hay agua, no hay caminos, hace apenas cinco años que tenemos luz y donde las mujeres todavía usan el molino de piedra para moler los granos”, describe la activista.

A pesar de las circunstancias, Muciño y los agricultores han logrado sacar a los acaparadores en la cadena de comercialización. “Tener un centro de acopio fue lo más difícil, ahí juntamos todo y lo mandábamos a la venta a la central de abasto, mercados, a dónde se podía. Lo que hacemos ahora es darle valor agregado, limpiamos el producto, lo escogemos, lo empacamos y lo entregamos directamente al distribuidor”, que en este caso es Walmart.

La cooperativa produce de 15 a 20 toneladas de café; hasta 20 toneladas de miel y entre seis y siete de Jamaica, que los productores venden bajo sus propias marcas, que en el caso de Me Phaa es “Productos de la Montaña”. Entre 2009 y 2013, Walmart compró a esa cooperativa cerca de un millón de pesos en productos.

[email protected]

CRÉDITO: 
Angélica Pineda/ El Empresario