Construyen casas económicas al estilo Lego

Foto: Cortesía

Tener una casa propia con todos los servicios básicos y en buenas condiciones, es el deseo de todas las personas; sin embargo, en México esto suele ser complicado debido a los bajos salarios, los altos precios de inmuebles o la falta de acceso a créditos, sobre todo en las comunidades rurales.

De acuerdo con datos de la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF), en el cuarto trimestre de 2016, los precios de vivienda en México aumentaron 7.42%, lo que generó que el costo medio de una vivienda alcanzará los 763,112 pesos con crédito hipotecario.

Los precios de vivienda nueva a nivel nacional, tuvieron un aumento de 8.11% mientras que las usadas fue de 6.64%, respecto al último año. En la zona metropolitana de Valle de México, el índice SHF creció 7.15%; en Guadalajara 6.47%; Monterrey 7.59%; Puebla y Tlaxcala 7.40%, y Toluca 6.65 por ciento.

Ante este panorama, han surgido iniciativas para construir viviendas a bajo costo para quienes más lo necesitan, ejemplo de ello es Casas para ensamblar, un kit con materiales para armar una vivienda como si fuera un juego de Lego, pero similares a la madera, durables y resistentes.

“La idea surgió después de visitar una comunidad en Morelos, donde las viviendas eran de muy malas condiciones. Ahí me propuse hacer construir casas económicas para mejorar la vida de las personas de escasos recursos”, explica Adolfo Anguiano, creador del proyecto.

Detalla que el material es un compuesto de polímero y madera (70%), que no requiere agua, el cual se micropulveriza y se añade a la fórmula para crear las estructuras. Además, no es inflamable, no astilla, dura muchos años, es acústico, térmico, no requiere pintura o impermeabilizante y cualquier persona puede armarlo debido a que sólo se requiere “ir a la tienda, comprar la casa y montarla”.

Reducción de costos

Adolfo Anguiano menciona que en México 65 millones de personas no tienen una habitación digna, por lo que el proyecto representa una oportunidad para ayudar a la población.

Al igual que una vivienda convencional, Casas para ensamblar provee de todos los servicios básicos, el piso es de concreto, si se refiere PVC o duela, y puede levantarse en tres días.

Existen tres modelos: de 40 metros cuadrados, que incluye dos recámaras, sala, comedor, cocina y baño, cuyo precio es de 100,000 pesos; de 53 metros cuadrados, con el mismo número de cuartos pero con mayor espacio por un precio de 121,000 pesos y el sistema modular, donde al comienzo se pueden adquirir 50 metros cuadrados y posteriormente ir aumentando la cantidad hasta hacerla del tamaño que se desee.

Hasta ahora, se han armado 650 casas en la República Mexicana . El siguiente paso es vender los kits en centros comerciales, showrooms e internacionalizarse a Colombia, Perú y Ecuador.

Abandono de casas

Otro problema de vivienda en México es el abandono de casas que se da principalmente en zonas de alto riesgo, como es en el norte del país.

Esta situación obliga a los habitantes a cambiar de residencia a otro estado, dejando sus viviendas en el abandono sin la posibilidad de que se puedan habitar de forma legal.

Ante esta problemática, Antonio Díaz diseñó el proyecto Provive, que tiene como objetivo adquirir casas deshabitadas en el norte del país, arreglarlas y venderlas a precios más económicos, lo cual ayuda a mejorar la zona donde esté ubicado el inmueble.

En México hay 35 millones de casas en total, de las cuales 12 millones son de interés social. Casi la tercera parte de casas se construyeron en los últimos 15 años y de esas casi 10 millones se construyeron con un modelo de fraccionamientos del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), lo que ayudó a mucha gente; sin embargo, hoy hay casi 2 millones de viviendas en fraccionamientos con problemas de abandono, vandalismo e invasión”, señala.

Muchos de los fraccionamientos tienen abandono de hasta 50%, especialmente en Tijuana, Mexicali, Estado de México, Ciudad Juárez, Hermosillo, entre otras.

Por ello, el plan de negocios de Díaz es adquirir esas viviendas a hipotecas, adecuarlas para que sean de calidad y venderlas hasta 25% más económicas que una nueva. Los precios van desde 200,000 pesos.

En 2010, cuando comenzó el proyecto, adquirieron seis casas, pero con apoyo de fondos de inversión, en 2016 fueron 1,700 y este año se espera terminar con 2,700. Para 2018, la meta es crecer a 3,800 casas en seis diferentes plazas entre Mexicali, Tijuana, Ciudad Juárez y Hermosillo.

El objetivo es reactivar a las zonas que han sido marcadas como de riesgo, haciendo programas de regeneración comunitaria con apoyo de la fundación Tú + Yo.

A la fundación se le aporta 2% de las ventas de Provive y se crean programas para ayudar a los vecinos a mejorar su entorno, como gestionar con el gobierno el municipio procesos de bacheo o iluminación pública, y hacemos eventos deportivos con niños y adolescentes, lo cual permite que las colonias generan más demanda y por consiguiente aumenten su valor.

“Lo padre es que vendemos casas donde la gente quiere, donde están cerca sus seres queridos o porque es donde les gusta, y no comprando donde la inmobiliaria construyó, además de que les sale más económico”, concluye.

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.