El conocimiento no debe ser un lujo: Jack Andraka

Foto EE: Angélica Pineda

Para Jack Andraka, el adolescente prodigio que a los 14 años ideó una forma económica y eficaz para detectar el cáncer de páncreas, lo más difícil de realizar una investigación científica es tener acceso a la información, ya que en la mayoría de los casos se debe pagar por ella, lo que ha dado lugar a una “jerarquía rígida del conocimiento”.

Andraka compartió sus reflexiones en la conferencia magistral A teen innovator’s Story en la que reseñó cómo, a raíz de un acto de rebeldía estudiantil, desarrolló el método de detección del cáncer, similar al que usan las personas diabéticas, pero con un costo mucho menor a otras pruebas para detectar este tipo de enfermedades.

Según comentó a El Mundo, el gasto de su sistema es de tres dólares, contra 800 dólares que cuesta ELISA, la técnica de laboratorio creada en 1971 y que identifica los antígenos.

El método de Andraka representa una esperanza de vida para miles de personas en todo el mundo. De acuerdo con algunas publicaciones, el sistema tiene una efectividad de 100% y se puede replicar en otras enfermedades, como los 12 tipos de cáncer que existen.

Tan sólo el de páncreas, que en el 2011 mató a Steve Jobs, ha acabado con la vida de cerca de 280,000 personas en todo el mundo, de las cuales 4,129 ocurrieron en nuestro país. De los que padecen la enfermedad, solamente 2% logra vivir más de cinco años, indica un estudio del Hospital General de México.

No obstante, será hasta el 2022 cuando, se estima, la prueba estará lista para su comercialización.

Andraka no es un producto de la casualidad. Ingeniero nato, proviene de una familia de hombres y mujeres de ciencia. Su madre, Jeane, le ayudó a redactar los 200 correos electrónicos que envió a igual cantidad de médicos investigadores de todo Estados Unidos, y de los que obtuvo 199 rechazos. La única posibilidad le abrió las puertas del Hospital de la Universidad John Hopkins.

Ahora, en Stanford, el joven genio sigue perfeccionando sus técnicas de detección de cáncer con nanorobots, con una efectividad de 97% en pruebas con ratones. Estima que, con esta técnica, en seis semanas el paciente podrá está libre de la enfermedad. También apunta a la precisión del tratamiento contra la diabetes, otro de los grandes flagelos de la humanidad.

Pero para Andraka, resulta absurdo que, en la era del conocimiento, cueste menos un juguete que un artículo científico, lo que “manda un mensaje incorrecto”. Hay publicaciones, asegura, cuya inscripción anual están en 40,000 dólares.

El investigador estadounidense señaló que una niña que vive en Pakistán debe tener el mismo acceso al conocimiento que la persona más laureada de Harvard, por lo que llamó a los asistentes del Pabellón M, donde se llevó a cabo la conferencia, a transformar lo que bautizó como “conocimientocracia”, ya que dijo el acceso a la información podría salvar vidas y cambiar el planeta, aunque no sin algunos sacrificios:

“Salvar vidas puede hacerse a cualquier edad, solo es cuestión de perseverancia y sacrificar ciertos momentos de recreación por conseguir tus sueños”, destacó.

[email protected]

CRÉDITO: 
Angélica Pineda / El Empresario