Confianza, básica al trabajar con pymes: SAP

Foto: Gabriela Esquivel

A pesar de que las pequeñas y medianas empresas (pymes) están convencidas en adoptar la tecnología, la complejidad de los sistemas sigue siendo una barrera que retarda esta tarea. Datos de la consultora Azurian indican que las pymes invierten entre 1 y 5% de sus ingresos en software e infraestructura, y es que, según un estudio de SAP y Knowledge@Wharton, 72% de éstas creen que la complejidad de los sistemas impide alcanzar sus objetivos y tomar decisiones.

De ahí que 49% de los entrevistados valore la simplicidad tecnológica en sus negocios, señala la misma encuesta. Pero no es todo. Ariel Aguilar, jefe de Preventa de SAP para América Latina y el Caribe, subraya que, dado que el mercado pyme es mucho más sensible a los resultados de su inversión, la confianza para trabajar con este segmento es básica.

En entrevista, el ejecutivo explica que, mediante la metodología Desing Thinking han creado una estrategia para acercar la tecnología al cliente de una forma más empática y natural.

“No es sólo hacer una entrevista de manual, sino que pedimos que nos cuente sobre sus procesos, hacemos reuniones de trabajo, identificamos con dinámicas cuáles son realmente sus problemas y ahí mismo pensamos en las soluciones”.

El directivo expone cómo ha evolucionado la oferta de SAP para las pymes. Hace cerca de una década no existía un producto diferenciado para este mercado, por lo que la implementación de los sistemas de planificación de recursos empresariales (ERP) tardaba entre seis y nueve meses. Hoy en día eso se logra en un mes, y debido a que la plataforma ahora está en la nube, se mantiene en línea permanentemente.

“Por eso la nube es buena para las pymes, porque eso garantiza que las aplicaciones estén arriba todo el tiempo. Los clientes también ganan en calidad”, sostiene Ariel Aguilar y estima que los costos de implementación de ERP son ahora 10 veces menores que hace 10 años.

SAP cuenta con 345,000 clientes en todo el mundo, 80% de los cuales son pymes. Ariel Aguilar estima que 20% de los ingresos de SAP vienen de ese segmento y prevé que al 2020 crezcan los ingresos de la empresa por ese mercado. En México, donde está presente desde 1994, la tasa de crecimiento por venta de licencias es de doble dígito, indica en su reporte financiero del 2016.

Para ello, SAP ha “subido” su portafolio de productos a la nube, lo que reduce los costos en infraestructura que antes realizaban. “El cómputo en la nube ha sido un cambio en el juego de SAP. Antes las inversiones eran en licencias, infraestructura, entrenamiento y comunicación y ahora estamos hablando de una suscripción”, indica.

Se trata de un paso natural e indispensable para toda compañía. La Encuesta
CEO 2017 de PwC arroja que 23% de los directores generales considera que la utilización de la tecnología reestructurará por completo la competencia en sus industrias durante los siguientes cinco años.

Y es para todos. Un pequeño negocio, explica Ariel Aguilar, puede acceder a las soluciones ERP, con procesos claves como la administración financiera, el control de empleados, los proveedores. Cuando el negocio crece y el empresario tiene dominio del sistema, puede agregar nuevas aplicaciones como los reportes analíticos, también en la nube, que le permiten mapear ventas y hace simulaciones de corridas financieras.

Un tercer escalón es el CRM (gestión de relación con el cliente), que ya incluye temas como redes sociales y permite generar campañas, así como medir la rentabilidad de los eventos de marketing.

El big data y el Internet de las Cosas (IoT) son otros de las herramientas tecnológicas que SAP ha introducido a sus soluciones. En febrero del 2015, la empresa presentó en México 4Hana, una solución creada a partir del programa de aplicaciones de planificación corporativa SAP Hana y un nuevo software basado en la nube, que conecta en tiempo real a personas, dispositivos y redes corporativas para fomentar el surgimiento de nuevos modelos de negocios.

También, acelera la asimilación de tecnologías asociadas al IoT y el big data, lo que posibilidad, crear por ejemplo reportes financieros en tiempo real desde cualquier dispositivo, disminuyendo la complejidad de los sistemas, que como se vio, es una de las barreras para que las pymes adopten la tecnología.

angelica.pineda@eleconomista.mx

CRÉDITO: 
Angélica Pineda / El Empresario

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.