Competir en la NASA sólo el principio

Foto: Cortesía

“Existen las ideas, la iniciativa, pero a veces falta el respaldo” expresó Julio Iván Vargas Zagal, cuyo proyecto sobre un vehículo espacial que presentará en la NASA fue recompensado por Samsung Electronic. Sonriente y seguro, remató: estamos demostrando lo que podemos hacer, no queremos quedarnos solamente con esta competencia, queremos ir más allá.

Vargas Zagal, estudiante de octavo semestre de la Ingeniería en Mecatrónica, representa a un grupo multidisciplinario del Tecnológico de Monterrey campus Cuernavaca, que del 10 al 12 de abril competirá por segunda ocasión en el Human Exploration Rover Challenge 2014, organizado por la NASA y que se llevará a cabo en el Centro Espacial de Hunstville, Alabama.

La competencia, que en el 2013 congregó a más de 100 instituciones de educación media y superior de varios países, consiste en diseñar y fabricar un vehículo para el transporte superficial de futuras misiones tripuladas a otros planetas, asteroides y lunas. El requisito es que sea ligero, tenga capacidad para dos personas, sea propulsado únicamente por fuerza motriz humana y se doble para su traslado en la nave espacial.

El vehículo será sometido a una serie de pruebas que simulan el entorno extraterrestre. El rover ganador será aquel que las supere en el menor tiempo posible, y cumpla con los criterios de seguridad establecidos por el comité evaluador.

El equipo de Vargas Zagal confía en mejorar el lugar 18 que logró en la edición anterior. Pero antes, enfrenta el reto de completar el financiamiento para el viaje, calculado en 350,000 pesos. De ahí su participación en el “Launching People” de Samsung Electronic, donde obtuvieron el primer lugar, un cheque por 250,000 pesos, y la asesoría de la diseñadora y empresaria Cristina Pineda, para afinar el proyecto y conseguir más apoyos.

—¿Ha sido difícil conseguir los patrocinios para su proyecto?
“Ha sido agridulce. Los hemos tratado de conseguir con varias empresas, entre ellas automovilísticas e industriales y no logramos mucho. Sólo una nos dio apoyo en efectivo, con otros logramos ayuda en especie. Al principio sí cuesta creer que existe interés de las empresas por apoyar proyectos emprendedores como éste”, lamentó el emprendedor.

Y agregó: “es algo que conlleva mucho aprendizaje, que no se aprende en las aulas, el buscar por nosotros mismos la manera de llevar a cabo este sueño. Porque de qué nos sirve tener este vehículo si nadie de nosotros puede ir a la competencia”.

A pesar de todo no perdió el ánimo y afirmó que iniciativas como el Launching People los acerca a su objetivo. Además, la competencia de la NASA será una oportunidad para demostrar que los mexicanos pueden realizar desarrollos tecnológicos al mismo nivel que las universidades de Estados Unidos, Alemania, Francia o Japón. Es “poner a México como una potencia tecnológica”, agregó.

Los equipos del Tec están integrados por estudiantes de las ingenierías de Mecatrónica, Industrial y de Sistemas y de Desarrollo Sustentable. A diferencia del año anterior, esta vez incorporaron a Mercadotecnia y Comunicación, así como de Administración y de Estrategia de Negocios para buscar y gestionar los patrocinios.

—¿Cómo fue trabajar con Cristina Pineda? ¿Qué sigue con ella?

“Me encantó, nos vamos a volver a encontrar. Tiene muy buenas ideas para nuestro proyecto y contactos. Está consiguiendo gente con conocimientos más avanzados en el tema de astronáutica y eso me encantó. Vamos a augurar mucho con ella”, confió el estudiante de Tec.

La Universidad también ha hecho su parte. Además de lanzar la convocatoria para conformar los equipos concursantes, Vargas Zagal expuso que el Tec de Monterrey les ayudó con el material para el vehículo, los laboratorios para diseñarlos y la tutoría de los profesores, entre otros apoyos.

La batuta del proyecto la tiene David García, director de la Carrera de Mecatrónica. En noviembre del 2013, el grupo de expertos del Tec seleccionaron a los dos prototipos que competirán en la NASA, tomando en cuenta los modelos 3D, simulaciones CAE, pruebas de materiales y la experiencia de haber participado en la competencia anterior, indicó el Tecnológico de Monterrey en un comunicado.

DATOS:

  • En 2013, el TEC campus Cuernavaca participó por primera vez en el concurso de la NASA y obtuvo el lugar 18 en la tabla general, como Tercer Mejor Novato y Segundo Mejor Tiempo de Despegue.
  • Por México participan cuatro equipos, dos de ellos del Tec de Monterrey campus Cuernavaca. Los otros son de la Universidad Politécnica de Chihuahua y del Instituto Tecnológico de Veracruz.
  • Los grupos del Tec se vieron en la necesidad de diseñar las ruedas del rover, al descartar la NASA las neumáticas, a fin de ser más fieles a las condiciones de baja o nula presión que hay en espacios extraterrestres.

[email protected]

apr

CRÉDITO: 
Angélica Pineda/ El Empresario