Cómo listarse para salir a Bolsa: beneficios y requisitos

Foto: Especial

El financiamiento bursátil, o salir a Bolsa ayuda al crecimiento de la compañía; sin embargo, esto implica que cualquiera pueda comprar y vender acciones, por ello es importante analizar si la compañía está decidida y si cuenta con todos los elementos.

El proceso implica investigación y recopilación de información exhaustiva, la creación de un órgano de gobierno y dar un seguimiento puntual a los mercados en meses previos.

Por todas las implicaciones que conlleva, con frecuencia las empresas que están a punto de dar ese paso de consolidación se preguntan si realmente les conviene salir a Bolsa, y normalmente escogen un camino de capitalización privado a través de fondos de inversión.

Guillermo Cruz, Managing Partner de Maquia Capital menciona que las empresas que salen a la Bolsa son compañías sólidas, consolidadas, aunque en crecimiento, que tienen una ruta clara a seguir en los próximos años.

De acuerdo con Guillermo, salir a Bolsa implica un crecimiento tangible que se ve reflejado en beneficios como:

  • Presencia en sectores internacionales
  • Variedad de capitalización
  • Aumento en la valuación de la compañía
  • Asegurar el fondeo necesario para el crecimiento futuro
  • Marketing a nivel global
  • Incorporación de estándares de calidad
  • Robustecimiento de la estructura financiera y administrativa de la empresa

Cómo es el proceso

Si has decidido salir a Bolsa, existen una serie de acciones a realizar para que el financiamiento bursátil sea exitoso. De acuerdo con BBVA, es fundamental una preparación exhaustiva.

El primer paso es formular un equity story, es decir definir el modelo de negocio, las prioridades estratégicas y los planes que se llevan a cabo, el perfil del equipo directivo y los resultados esperados. Este debe llevar una propuesta de inversión atractiva y posible de ejecutar, con objetivos medibles.

De acuerdo con la institución bancaria, los órganos de gobierno corporativo deben estar en funcionamiento según los estándares de mercado, ya que es fundamental que los intereses de los inversores minoritarios sean adecuadamente defendidos y las responsabilidades del consejo de administración estén claramente definidas.

También se requieren apoyo externo de otros agentes, durante y después de la salida a Bolsa, como bancos de inversión, despachos de abogados, auditores, etc. Los bancos de inversión, en particular, trabajan en la estructuración de la oferta, que incluye el posicionamiento bursátil de la compañía, el refinamiento y presentación del ‘equity story’ y el marketing de la oferta entre los potenciales inversores.

BBVA también refiere que se requiere un continuo seguimiento de los mercados y de otras potenciales emisiones en el mercado primario mientras se trabaja en los preparativos de salida a Bolsa, que pueden tardar entre cuatro y seis meses, para así decidir cuál es la ventana preferible para lanzar públicamente la operación.

De acuerdo con la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), las empresas que busquen listarse deberán:

  • Enviar el trámite a la BMV por medio de Emisnet, el cual incluye datos operativos, documentos relacionados al trámite y de la empresa.
  • Cumplir con los requisitos básicos y normas que señala la normatividad vigente de la CNBV y BMV de acuerdo al tipo de instrumento que deseen listar.

La BMV revisará que la información esté completa y en caso de que no cumpla con todos los requisitos de acuerdo a la normatividad vigente, rechazará el trámite notificando al responsable del mismo vía electrónica, los criterios mínimos de aceptación se encuentran publicados en la página de BMV.

En el caso de ser aceptado, la BMV divulgará el Prospecto Preliminar en la Sección Trámites de Listado en página de la BMV en Internet y se realiza automáticamente al momento de aceptar la solicitud enviada por Emisnet, al igual que toda la documentación presentada en el trámite

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario