Cerrarán más de 77,250 restaurantes

Va a cerrar 15% de la industria. Foto: Shutterstock

De los restaurantes, 97% son mipymes, que al no abrir sufrieron por liquidez y algunas no volverán a existir.

La cuarentena ha generado que 77,250 restaurantes cierren definitivamente, la mayoría son micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes), de acuerdo con Germán González, presidente de Cadenas de Restaurantes de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados (Canirac).

Los principales afectados son las mipymes, debido a que de los 515,000 establecimientos dedicados exclusivamente a la preparación de alimentos y bebidas, alcohólicas y no alcohólicas que existen en México, 97% son micro y pequeños negocios, es decir en el que trabajan una o tres personas.

Aunque algunos negocios han optado por el uso de aplicaciones para tener ingresos o envío a domicilio, se calcula que son 77,250 restaurantes los que van a cerrar definitivamente. Esto equivale a 300,000 empleos perdidos en promedio, tan sólo de la industria restaurantera.

“Va a cerrar 15% de la industria después de la crisis y hay otro 50% que está luchando por hacer dinero, conseguir un préstamo o hacer acuerdos con todo el mundo; con los mismos empleados hacer acuerdos para que les aguante, para que puedan sobrevivir. Nunca hemos visto una crisis tan difícil como lo vemos hoy”, dijo

La industria restaurantera obtiene ventas de 800 millones de pesos por día, aproximadamente, si se multiplica por 60, que es el período que permanecerán cerrados los negocios, se registran 50,000 millones de pesos en pérdidas; sin embargo, hay que considerar que algunos restaurantes han mantenido la venta a domicilio, lo que se podría reducir la cifra a 45,000 millones de pesos en pérdidas.

Venta a domicilio y liquidez

González detalló que antes de la crisis sólo 10% de los restaurantes habían implementado el servicio de envío a domicilio y una vez que empezó la contingencia más negocios se tuvieron que subir a las plataformas para continuar pagando los gastos fijos y no despedir a los trabajadores.

Los negocios que habían cerrado tuvieron que volver a abrir, pero con servicio limitado, solo a domicilio. Se estima que 15 o 20% de la industria usa esta modalidad.

“Estos negocios casi viven al día, las utilidades realmente son el sustento, es como si fuera el sueldo de las personas, lo que ganas en un mes es lo que tienes disponible para gastar en la familia”, dijo González.

Estos negocios, requieren invertir entre 15 y 20% de sus ingresos en nómina, es decir, si se vende 100 pesos, 25 es para el sueldo de los trabajadores. “Olvídate de pagar la renta, a los proveedores e impuestos, la crisis es inmensa. Mucha gente no va abrir”.

Además se calcula que la liquidez de los restaurantes es de sólo cuatro semanas, después de ese período los negocios tienen dos opciones: sacar dinero del capital o pedir un préstamo para pagar sueldos, Seguro Social y renta, porque aunque algunos arrendadores han sido solidarios, también requieren esos ingresos.

El gran juez es el cliente

Para tener un buen regreso a la “nueva normalidad”, la Canirac presentó Mesa segura, una guía para reabrir los restaurantes y mantener los protocolos de sanidad.

Entre las recomendaciones establece medidas como la higiene de manos y evitar el contacto, mantener la distancia entre personas de 1.5 metros, sanitizar el espacio físico y cuidar la salud de los trabajadores y clientes.

González dijo que aunque habrá sanciones para los negocios que no respeten las medidas de seguridad, “la sanción más grande es que el consumidor no vaya al lugar”, que no se sienta protegido en el establecimiento y decida no regresar.

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario