Cajas solidarias, una opción para obtener crédito

Ángel Sierra Ramírez, durante la inauguración del foro. Foto: Cortesía / elempresario.mx

El padrón de socios-beneficiarios se ha duplicado al pasar de 495,000 a más de 1 millón 100,000 socios al cierre de 2009.

Hoy en día las cajas solidarias impulsadas por el Fondo Nacional de Apoyos para las Empresas Sociales (Fonaes) tienen presencia en 208 microrregiones de marginación en México. Esta modalidad de crédito y financiamiento para los microempresarios ha tenido gran demanda a partir de que comenzó la crisis financiera el año pasado, explicó Ángel Sierra, titular del organismo.

Con 55 cajas restantes por abrir este año, el organismo asegura que cumplirá su meta, hasta llegar a 263 en todo el país.

Las solicitudes para créditos del Fondo Nacional de Apoyo a las Empresas de Solidaridad (Fonaes) pasaron de 5,000 a 20,000 en lo que va del 2009.

A pesar de que Fonaes dispondrá de un presupuesto de 1,510 millones de pesos para el año entrante mantendrá sus objetivos como enlace entre la Secretaría de Economía (SE) y la de Desarrollo Social, “combatiendo a la pobreza con la generación de más empleos”, dijo Sierra en entrevista tras terminar la inauguración del 2º Foro Nacional de Cajas Solidarias.

Detalló que “el padrón de socios-beneficiarios de las cajas solidarias, se ha duplicado al pasar de 495,000 a más de 1 millón 100,000 socios al cierre de 2009”.

Hasta el momento los activos otorgados por la SE, a través de Fonaes pasaron de 6,000 a más de 11.600 millones de pesos para apoyar este programa.

“Los microempresarios de las zonas rurales marginadas no cuentan con la cultura del ahorro y éste es un esquema de capitalización seguro que permite al empresario comprar o darle mantenimiento a la maquinaria que ya tiene, obtener créditos de vivienda o para sembrar hortalizas, frutas, ganadería, apicultura y transporte”, explicó Demetrio González, presidente de la caja solidaria Ejidos de Jalisco.

Este programa busca otorgar capital para ampliar la cobertura de Empresas Sociales de Financiamiento (ESF) en las zonas de mayor marginación donde la población no tiene acceso a servicios financieros básicos.

Además busca apoyar a las cajas para contratar asesoría que les permita profesionalizar sus prácticas financieras y obtener la certificación de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores como Entidades de Ahorro y Crédito Popular.

Así como promover la vinculación intersecretarial para que estas entidades de financiamiento popular puedan incorporar los apoyos de otros programas sociales del Gobierno Federal a su cartera de servicios financieros.

[email protected]