Blankit, innova en comunicación hospitalaria

La startup fue creada por emprendedores del Tec de Monterrey. Foto: Shutterstock

La comunicación en los hospitales entre pacientes, con enfermeras y médicos suele ser complicada, ya que muchas veces se limita a un botón para pedir asistencia o en algunos casos teléfonos; sin embargo, esto puede cambiar con el uso de nuevas tecnología que la startup Blankit diseña.

Hace menos de tres años, Luis Eduardo Arévalo, estudiante del Tec de Monterrey, en colaboración con amigos, observaron las problemáticas de los hospitales en torno a la comunicación interna. Como ingenieros biomédicos decidieron crear una solución y así fue cómo tras un proyecto escolar, surgió Blankit, startup que busca la disrupción tecnología médica, a partir de incorporar tecnologías innovadoras que mejoren el cuidado del paciente y la práctica de los médicos.

“Utilizamos Internet de las Cosas, análisis de datos e inteligencia artificial para hacer más eficientes los procesos intrahospitalarios y, asimismo, generar electrónica al consumidor para mejorar la salud de las personas”, dijo Arévalo.

El cofundador detalló que de acuerdo con un estudio realizado por la Universidad de Harvard, cuando se implementan mejores sistemas de comunicación intrahospitalaria, se pueden ahorrar hasta 1,800 millones de dólares por año.

Arévalo precisó que uno de los principales problemas en los hospitales para mejorar la comunicación interna es cambiar la infraestructura que es muy costosa y requiere de cableados, taladrar muros y otros procedimientos. Con su propuesta, sólo se instalan dispositivos que ayudan a eficientar el proceso y a recabar información como mejorar el tiempo que tarda un paciente en ser atendido, lo cual permite mejorar la atención.

“Muchos lugares no tienen estos sistemas porque los que existen son muy costosos. Lo que queremos es dar un servicio donde se compre sólo el dispositivo y como en el modelo Netflix, dar un pago mensual o mejor anual de cerca de 1,000 dólares para hospitales, aproximadamente”.

Entre su oferta se encuentra el tradicional botón para llamar a los enfermeros, que comúnmente cuesta instalar cerca de 60,000 pesos.

La startup también ofrece señalizaciones afuera de los cuartos, que con colores muestra el tipo de emergencia y los cuidados que tiene el paciente; un módulo de voz similar a Alexa, el asistente de Google, para casos que no son de emergencia o para solicitar información (incluso trabaja con Amazon para una nueva versión), y un módulo de visión para monitorear a los pacientes que acaban de recibir contrastes que permite saber si desarrollan alergias o complicaciones.

Por el momento, Blankit ya está presente en el hospital Zambrano Hellion y hospital San José, que pertenecen a TecSalud, sistema de salud del Tec de Monterrey, y en un asilo donde se realizaron diversas pruebas. Asimismo, los emprendedores están en pláticas con Médica Sur y Hospital Ángeles de Acoxpa.

Su objetivo a futuro es llegar a hospitales públicos, pero por el momento esperan crecer más y seguir desarrollando productos.

Por su propuesta, Blankit fue una de las 10 finalistas del International Pitch Competition realizado por Casa México y el Tec de Monterrey, celebrado en el marco del festival South by Southwest en Austin, Texas, donde los ganadores obtuvieron un programa de aceleración de 12 meses.

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario