Ayudar a ver bien la inspiró a convertirse en emprendedora

Karla lleva lentes a comunidades donde no hay. Foto: Especial

¿Qué motiva a los emprendedores a iniciar un negocio? Para algunos puede ser el dinero, ser su propio jefe o desarrollar productos innovadores, mientras que para otros su impulso es ayudar a los demás, tal es el caso de Karla Soberanes, a quien su deseo de mejorar la vista de las personas de escasos recursos la convirtió en emprendedora.

Por 25 años, Karla trabajó en el área de responsabilidad social en diferentes empresas y fundaciones y por ocho años se enfocó en el área de salud visual, donde encontró una de las misiones de su vida.

En entrevista a El Economista, detalló que tras crear programas de responsabilidad social en empresas en relación a la salud visual, encontró que 50% de los mexicanos necesitan anteojos, pero hay falta de cultura en el tema. Asimismo, hay otra situación: muchas personas no tienen acceso a lentes, sobre todo en comunidades de bajos recursos.

Al ver esta situación, “surge la decisión de crear un servicio de salud visual accesible y de calidad, porque a pesar de que hay muchos servicios similares, no se ofrece una buena atención”, dijo.

Así fue como en noviembre del 2017, surge Voy a verte, empresa con sede en la colonia Santa María la Ribera, en la Ciudad de México, que en su primer año ha colocado 5,223 anteojos de los cuales, 3,909 han sido donaciones. Asimismo, han realizado 8,154 exámenes de la vista.

El objetivo es acercar los servicios a las comunidades en jornadas masivas desde 195 pesos o en donación con la ayuda de aliados empresariales. Además, como parte de su modelo de negocios, ofrece sus servicios a empresas, escuelas y hogares.

Hasta el momento, han ayudado a personas de Ciudad de México, Querétaro, Monterrey y León, por mencionar algunos.

“Nuestra política es ser una empresa con compromiso social. Queremos llevar lentes y servicios de salud visual a donde no hay o son muy caros. En la Ciudad de México hay muchos servicios pero hay partes de la República donde no”, expresó.

Para cumplir la misión de llegar a las diferentes comunidades del país, la empresa automotriz Ford, se convirtió en aliado, ya que seleccionó el proyecto de Karla como el ganador de su concurso Emprende tu negocio con Ford Transit, cuyo premio es otorgar el arrendamiento de una camioneta por un año.

Su expectativa del 2018 fue terminar con 6,000 anteojos, cifra que espera incrementar a 14,000 en este año y que incluso podría llegar a 30,000 con el arrendamiento.

[email protected]

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario