Aroma a café impregna el e-commerce

Foto: Especial

Las nuevas tecnologías se han convertido en una herramienta valiosa para practicar un comercio más justo en la venta de café en México. Con ella gana el cliente al tener acceso a productos de calidad de exportación, pero sobre todo el pequeño productor quien, al tener que lidiar con menos intermediarios, obtiene más ganancia por su producto.

Si bien en los últimos años han surgido plataformas en línea que acercan al productor con el cliente, una de las más reconocidas es mycoffebox.com, empresa social creada por los chiapanecos Luis Miguel Coutiño y Berenice Ruiz, que desde hace dos años comercializa más de 13 marcas de café orgánico de comunidades agrícolas de esa entidad a precios competitivos.

En México el hábito de tomar café va en aumento. Expertos estiman que en el 2018 el consumo per cápita sea de 1.8 kilogramos, 300 gramos más de lo que es actualmente. Según Profeco, el precio de un kilo de café orgánico va de 300 a 180 pesos, de acuerdo con la marca. Mycoffebox ofrece desde una bolsa de 500 gramos en 199 pesos, gastos de envío incluido.

“Cada vez que el cliente abre una caja de mycoffebox ve la marca del productor y sabe que está apoyando directamente a estos”, explica en entrevista Luis Miguel Coutiño, quien asegura que los agricultores destinan 20% de su cosecha a la venta en la plataforma en línea y con ello ganan tres veces más que con la exportación a través de intermediarios.

Cabe precisar que México es el principal exportador de café orgánico, cuyo precio es 30% más alto que el del café convencional. En Chiapas, 95% de la producción se destina a exportación, básicamente a Estados Unidos, Europa y Japón, el resto va al mercado nacional.

Coutiño explica que mycoffebox.com comercializa 13 marcas de café orgánico de 6,500 familias productoras de 32 municipios de Chiapas y han ayudado a reducir “la fila larga de intermediarios, a veces de 13, en la cadena de valor del café. Tenemos una interacción muy buena con el cliente y hay retroalimentación de ellos con el productor, para que vaya mejorando”.

De acuerdo con un estudio de Euromonitor, hay dos modelos de distribución de café en México, con al menos cinco intermediarios entre el productor primerio y el consumidor final. Otro efecto colateral del uso de la plataforma para promover el café de los productores orgánicos es la tecnificación de estos. Coutiño percibe un aumento en el uso de teléfonos inteligentes.

“Comenzamos a tener una comunicación más fácil con ellos. Ahora, por ejemplo, el hijo de algún un productor nos manda desde el campo, por Whatapps, las fotos de la cosecha”. El emprendedor confía en que esto ayude a frenar el número de jóvenes que abandonan el campo para ir las ciudades a probar suerte.

“Podemos mantener a la generación de gente joven creando empleos en sus propias comunidades, siendo productivos y aprovechando la tecnología, que vean que sí hay futuro”.

Mycoffebox.com fue una idea incubada en el Startup Weekend Chiapas. En pocas horas la plataforma en línea tomó forma y en su estreno captó cuatro clientes que ya esperaban su café. Enviar esas primeras órdenes, recuerda Coutiño, costó 2.5 veces más de lo que el cliente pagó por ellas, pero se cumplió el propósito y quedó evidenciado el potencial del proyecto, que no tardó llamar la atención de 500 Startups.

La aceleradora de negocios llegó con una propuesta: una inyección de 35,000 dólares a cambio de dedicación total. Los recién casados ponderaron comodidad del ingreso estable con el volado al aire de emprender y confiar en sus habilidades, a las que por cierto, tuvieron que nutrir con mentoría y libros sobre liderazgo.

“Los retos en Internet son muy altos. El e-commerce no está todavía muy aceptado y tenemos que hacer muchas cosas para sorprender a la gente y la paquetería ayuda en eso. Alguien que compró al mediodía su café le puede llegar al otro día, y al abrir la caja siente todo ese olor. El Departamento de Felicidad –creado para atender a los clientes- es muy importante para nosotros y la parte tecnológica para que la gente sepa que pueda confiar”, indica Coutiño.

Mycoffebox tiene 350 clientes recurrentes de ocho países, su objetivo es mejorar la plataforma para ampliar la variedad de productos orgánicos y con ello seguir acortando la distancia entre clientes y productores locales.

angelica.pineda@eleconomista.mx

CRÉDITO: 
Angélica Pineda/ El Empresario

Aroma a café impregna el e-commerce

Imagen de Jesús Alberto Gaspar López

interesante

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.