En la Anáhuac Norte, el primer FabLab

Foto: Especial

La Universidad Anáhuac del Norte es sede del primer FabLab que se abrió en el país, se trata de talleres de alta especialización abiertos al público, en el que se accede a las nuevas técnicas de invención y donde se fabrica casi cualquier objeto físico a escala personal o local (prototipos), a través de máquinas controladas por computadoras.

El concepto nació en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), hasta evolucionar a una red global. En México existen por lo pronto cinco espacios vinculados al MIT y a la red mundial: FabLab Impact CDMX, FabLab Puebla, FabLab Monterrey, FabLab Chihuahua, y el de la Anáhuac del Norte, bajo la coordinación de Rodrigo Langarica Ávila.

Dependiendo de su situación, las actividades del FabLab pueden ir desde investigar cómo el contenido de información se traduce en una representación física, el estudio de los materiales, o el apoyo puntual y de entrenamiento de personas, mediante talleres, para el uso de estas herramientas.

En el caso de FabLab México, éste cuenta con máquinas de corte y grabado Laser Spirit GX, de 0.90 por 0.60 metros, a una velocidad equivalente a 2,184 mm por minuto. Un Router CNC modelo 4008, con área de corte de 2.44 por 1.22 metros, motor Spindle de 5 HP de potencia y velocidad de 0 a 23,000 revoluciones por minuto. Cuenta con un pie de sujeción y soporta archivos PLT, NC, y DXF.

Otra herramienta en la impresora 3D Objet Modelo EDEN2050, con un área de trabajo de 260 por 260 por 200 milímetros, a una resolución de impresión de 600 a 1,600 DPI. También están las impresoras 3D MakerBot Replicator 2X, con área de trabajo de 246 por 152 por 155 milímetros y resolución máxima de impresión de 100 micras. La construcción es por deposición fundida, es decir, se deposita el plástico fundido por capas hasta formar el objeto deseado.

También cuenta con una Termo Formadora, diseñada y fabricada especialmente para el FabLab, que opera de forma automática o manual, dispone de un sistema de enfriamiento y control de ciclo por proceso.

En el FabLab México, que cuenta con el reconocimiento del Inadem, todos los estudiantes deben tomar clases de seguridad antes de usar los equipos, los cuales son limpiados por ellos mismos. Los proyectos se almacenan por una semana únicamente.

Cabe comentar que el Inadem promueve el uso de los FabLab, al igual que losTechshops y Makerspaces, también talleres de alta especialización, a través de la convocatoria 2.9 Fomento para el desarrollo de prototipos innovadores.

La Incubadora de Negocios de la Universidad Anáhuac Norte, El Empresario, sección de Pymes, y Emprendedores, de El Economista, presentan este ejercicio académico y editorial. El tema general es el desarrollo de nuevos negocios, que se desglosará en 10 subtemas que serán publicados cada 15 días entre el 1 de julio y el 4 de noviembre.

apr

CRÉDITO: 
Angélica Pineda/ El Empresario