Amorcito corazón, proyecto que impulsa café mexicano con ayuda de migrantes

Foto: Especial

El proyecto forma parte del programa Red de Mentores en Emprendimiento de Alto Impacto que organiza la Universidad Panamericana.

En años anteriores, la afluencia de migrantes centroamericanos que iban a los Estados Unidos para tener una mejor vida era muy alta; sin embargo, ante las políticas del presidente Donald Trump, muchas personas han decidido establecerse en México.

A inicios de este año, se registró un incremento de 20% de personas que prefirió quedarse en México, buscar trabajo y comenzar una nueva vida, aunque en la mayoría de los casos lo que viven es violencia, inseguridad y falta de oportunidades.

Ante esto, cuatro estudiantes de la Universidad Panamericana: Daniela del Carmen Vázquez, Diana Patricia Núñez y Ana Paola Bravo, han creado el proyecto Amorcito Corazón, que tiene como finalidad emplear a migrantes e impulsar el café mexicano, lo que ayudaría a cientos de familias.

La idea formó parte de la final regional de Hult Prize (semillero de emprendedores universitarios a nivel mundial) que se celebró en Shanghái.

“El mayor número de migrantes se registra en las zonas donde también se tienen las mejores condiciones para crear el café. La idea es ayudarlos, así como a los pequeños productores del café y de productos orgánicos”, explica Mariana Olascoaga, estudiante de derecho.

El proyecto que fue presentado en la Universidad Panamericana como parte del programa de Red de Mentores en Emprendimiento de Alto Impacto, por ahora sólo es una propuesta pero con un plan de acción definido y que sigue creciendo.

Al igual que Amorcito Corazón, se dieron a conocer otras propuestas enfocadas en atender distintos sectores como finanzas, entretenimiento, energía y medio ambiente, entre otros.

“La sesión de mentores tiene el objetivo de que los alumnos o egresados que son emprendedores puedan confrontar sus ideas y proyectos tecnológicos con una realidad de mercado. Los mentores harán ver a los emprendedores el potencial que puede o no tener su iniciativa”, señala Juan Alberto González, secretario de vinculación de ciencias económicas y empresariales de la Universidad Panamericana.

Nuevas ideas

Otro de los proyectos presentados fue un purificador solar creado por Gustavo Fernández del Castillo, ex alumno de la institución quien actualmente cuenta con una solicitud de patente.

“El sol destruye el ADN de las células patógenas que nos generan una enfermedad. Si sometemos el agua a irradiación ultravioleta, entonces estamos atacando a todos los gérmenes que hay”, dice.

La idea surgió hace algunos años, pero gracias al apoyo de la casa de estudios, Gustavo está recibiendo mayor asesoría para hacerlo realidad.

“El dispositivo se pondrá en una azotea o lugar abierto, e irá recolectando el agua en un recipiente mientras hay sol”, detalla.

Journey es otra propuesta que consiste en una app móvil en la que se crea una comunidad que participe en deportes y acciones sociales como dar apoyo de turismo social a las comunidades que lo requieren.

“La idea es crear una red social donde los usuarios pueden planear deportes y actividades al aire libre mientras conocen a más personas con quien hacerlas. La idea es hacerlos accesibles para todos, desde un juego hasta apoyar una causa social en deportes”, explica Óscar Garza López, CEO de Journey.

Hasta el momento, la plataforma que es el primer prototipo, tiene registrados a 330 usuarios y ya se cuenta con el apoyo de cuatro socios muy importantes.

“Actualmente tenemos dos promesas de inversión de valor agregado como Smart Money, así como grandes figuras del deporte, lo que nos permite avanzar rápido”, menciona Adrián Araujo, asesor financiero.

En medio ambiente, se cuenta con la propuesta de Hidromovil, hecha por tres estudiantes de Nuevo Laredo que tiene el objetivo de crear un motor que genere combustión con energía alternativa, buscando disminuir el consumo de la gasolina.

“De los 11 proyectos que tuvimos en la primera generación, cinco ya están operando en el mercado y de esos, tres encontraron el apoyo de que la red de mentores los integrara en su cadena de valor como proveedores directos de alto valor agregado. Hay otro que está comercializando productos deshidratados en China y su internacionalización fue muy rápida”, finaliza González.

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.