Alis, empresa que limpia el medio ambiente con algas

La empresa es finalista en X Challenge. Foto: Especial

El uso de algas para limpiar el medio ambiente y agua contaminada no es una novedad; sin embargo, muchos proyectos se quedan en prototipo, por ello destacan dos jóvenes emprendedores que dieron el siguiente paso y crearon Alis, empresa sustentada en la economía circular que ofrece soluciones para mitigar los gases de efecto invernadero.

La empresa, creada por Ramón Alejandro de Hoyos y Daniel Misael Garza, desarrolla biofiltros que capturan el dióxido de carbono y limpian el agua residual a partir de microalgas y a la par genera biomasa, que ya se comercializan con diferentes industrias como la farmacéutica.

El objetivo es poner los biofiltros en el Parque Tecnológico de Orión del Tec de Monterrey, ubicado en Chihuahua, para capturar dióxido de carbono y azufre y que además funcione en el tratamiento de aguas residuales.

“Las microalgas son microorganismos que, al igual que los árboles, hacen fotosíntesis, capturan dióxido de carbono y producen oxígeno, sólo que las microalgas lo hacen 50 veces mejor”, dice Ramón.

El equipo filtra el equivalente a 2,400 árboles de pino, es decir, una tonelada de dióxido de carbono al año y la generación de biomasa es constante.

La idea

Después de estudiar en la Universidad Autónoma de Nuevo León, Misael se fue a Colombia a laborar para una empresa de cemento, ahí trabajó con microalgas porque la compañía buscaba reducir las emisiones que generaba en el proceso de cemento.

Luego de esa experiencia decidió traer la idea a México y en un congreso se encontró con Ramón, a quien reconoció de la universidad, le platicó su idea y decidieron hacerla realidad.

Así surgió Alis, para brindarle a las empresas la opción de ser una compañía cero emisiones. Misael recuerda que la cementera decía que con esa innovación ya no sólo competía con el producto, “sino con la imagen que voy a dar al consumidor, que ya no es como la de antes, ahora es más consciente y busca que lo que compra tenga un impacto positivo”.

Modelo de negocio

“La biomasa que se genera en el sistema nosotros la recuperamos y la vendemos, ese es el principal modelo de negocio, y el segundo es que en el parque vamos a tener muchos sistemas que van a tener una cierta capacidad certificada de captura de dióxido de carbono, entonces le proponen a las empresas la renta de los biofiltros para hacer un proceso más sustentable.

Precisa que el filtro tiene un costo estimado de 150,000 pesos, pero no lo venden, el negocio es la biomasa y la concesión. “Los filtros son nuestras fabriquitas y las microalgas ahí tienen el proceso biológico”.

En tres meses han recaudado 1 millón de pesos de cinco inversionistas y se encuentran en el desarrollo de la primera fase del parque; esperan, a finales de año, recaudar otro millón de pesos que les ayude en la consolidación.

La empresa planea rentar los biofiltros en las empresas para ayudar a que sus procesos sean sustentables o cero emisiones, por ejemplo, una empresa, cuyo transporte evite la generación de 90% dióxido de carbono y le falta 10% para ser completamente sustentable, puede rentar los sistemas para compensar ese 10% faltante y ser cero emisiones.

Alis es una de las compañías verdes finalistas de X Challenge, que busca a emprendedores que generen un cambio radical en la sociedad.

[email protected]

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario