Abrir un negocio es una “odisea”: Siete obstáculos que enfrentan las mipymes

Las familias pierden su patrimonio por el alto costo de los tramites necesarios para abrir un negocio. Foto: Shutterstock

A pesar de que las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) son el motor de la economía mexicana y su papel es fundamental para la reactivación económica, los microempresarios enfrentan diversos desafíos al iniciar un negocio o mantenerlo activo.

La inseguridad, corrupción y los altos costos regulatorios son los principales desafíos que enfrentan los negocios, revela el estudio “La odisea de abrir un negocio en México”, realizado por Ethos Innovación en Políticas Públicas desarrolló, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) y la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) en México.

Liliana Alvarado, directora general de Ethos, destacó, durante la presentación del estudio, que la corrupción se manifiesta de varias formas: por medio de la contratación de gestores, sobornos que piden los funcionarios en las ventanillas y extorsiones del crimen organizado.

Extorsión e inseguridad

De hecho, en 11 de los 15 municipios consultados, la inseguridad es el desafío más grande, pues en muchas ocasiones las extorsiones ponen en riesgo la sobrevivencia de los negocios y la integridad de las personas.

“En Monterrey, el crimen organizado llega a solicitar hasta el 50% de los ingresos mensuales de los pequeños negocios”, precisó Liliana.

Los desafíos son más grandes en las micro y pequeñas empresas pymes, sobre todo porque cuentan con menos recursos, lo cual les dificulta sortear todos estos obstáculos.

Un ejemplo es Don Hilario Alvarado, quien habilitó una pequeña tienda en su casa, en Zacatecas y los gastos del negocio consumen los ingresos.

Haciendo cuentas, de recibo de luz paga 1,100 pesos, de predial 2,500 y 300 de agua, y para solventar los gastos tuvo que pedir un préstamo de 5,000 pesos. Después de pagar todas sus obligaciones le quedan 1,000 pesos para surtir la tienda.

Sin embargo, si llega personal de la presidencia municipal solicitando 450 pesos para renovar los permisos, (que de no cumplir le cierran el negocio), se queda prácticamente sin ingresos.

“Al final, Don Hilario nos comentó, ´tengo nomás 13 pesos, es todo, y ya no sé qué hacer´”, relató Liliana.

Los 7 desafíos

A pesar de la implementación de herramientas como el Sistema de Apertura Rápida de Empresa, los pequeños empresarios siguen enfrentando obstáculos. De acuerdo con la encuesta realizada a 2,250 mipymes son siete los desafíos que enfrentan las mipymes al abrir un negocio.

  1. Problemas regulatorios: excesos de trámites para abrir un negocio
  2. Falta servicios básicos e infraestructura deficientes
  3. Incertidumbres jurídica
  4. Instituciones poco confiables y procuración de justicia ineficiente
  5. Inseguridad
  6. Corrupción
  7. Carga fiscal elevada, gasto público y financiamiento limitados

“Todos estos obstáculos hacen que abrir un negocio en México se convierta en una odisea para quienes deciden emprender. Peor aún, en muchos casos, las familias pierden su patrimonio con el exceso de trámites; caros y complejos, en manos de gente incapaz y deshonesta o bien desisten ante la tardanza en esa expedición de licencias o por las condiciones de inseguridad y por el miedo a la extorsión”, comentó Javier Treviño, director del CCE.

Finalmente, Treviño precisó que esta es una gran oportunidad para ser agentes de cambio y beneficiar a las micro, pequeñas y medianas empresas, “que aun en este difícil contexto, enfrentando esta trágica odisea arriesgan su patrimonio para sacar adelante su familia, su comunidad, a México y además generar empleos”.

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario