Abra un negocio que cuide la salud de todos

Farmacias GI tiene más de 1,000 sedes y se puede adquirir una desde 800,000 pesos. Foto: Elizabeth Meza

En algún momento de la vida, todos hemos enfermado, lo cual molesta y afecta nuestros planes, pero qué tal si en lugar de verlo de forma negativa, se busca ayudar a los enfermos a tratarse de forma oportuna, accesible y hacer de su malestar algo menos pesado.

Una opción es abrir un negocio de farmacias y consultorio médico con precios accesibles y servicio de calidad. Si además se añade la posibilidad de adquirir una franquicia que reduzca el riesgo de inversión como lo hace Farmacias GI, se tendrá un gran impacto en la salud del país.

Desde hace 20 años, Farmacias GI tiene el objetivo de dar un servicio de salud más popular, humano y accesible, ya que gran parte de la población necesita medicinas y no tiene los recursos económicos para ellas.

Su misión era clara: cuidar la salud de los mexicanos, pero para ello requería de manos aliadas, que además de ayudar a las personas, pudieran mejorar su propia economía. Ahí surgió el modelo de franquicias.

En entrevista con El Economista, Roberto León Muñoz, director general de Farmacias GI, explicó que siempre habrá gente enferma, por lo que incluso las farmacias pueden considerarse un artículo de primera necesidad, lo que las convierte en una buena oportunidad de negocio.

“La parte de ayudar a la población en su salud es importante y satisfactorio para nosotros y también quienes han invertido con nosotros. Lo es aún más llegar a esos niveles socioeconómicos que no pueden estar pagando consultas u hospitales”, dijo durante la 42 edición de la Feria Internacional de Franquicias.

Farmacias GI cuenta con 1,000 sucursales en todo el país y más de 1,000 productos, desde medicamentos, material de curación, perfumería, artículos para mamá y bebé, pareja, entre otros, siendo una de las farmacias más completas.

Para una franquicia se requiere una inversión de 800,000 pesos y un espacio de 70 metros cuadrados, de los cuales 40 deben ser para la farmacia y 30 para el consultorio.

Sobre el retorno de inversión, indicó que es de 36 meses, aunque podría ser antes si se promociona bien la sucursal en la zona, que debe ser un “sector con nivel socioeconómico medio o medio bajo”. Asimismo, las regalías son de 3% sobre la compra, que se dan de forma mensual.

Por día, una sucursal que tiene buena estrategia de posicionamiento y ventas puede generar entre 4,000 y 5,000 pesos de ganancias. Ahí el negocio se vuelve rentable.

León mencionó que por sucursal se requieren dos dispensadores y dos médicos, siendo estos últimos colaboradores, quienes por cada consulta cobran 35 pesos, pues el objetivo es que se conviertan en aliados para la población y brinden el tratamiento adecuado a precios accesibles.

“Cobramos esta cantidad pero no por ello se denigra al paciente ni a la
profesión, nosotros estamos al cuidado de la salud”, destacó.

Añadió que también se requiere un perfil empresarial y con conocimientos en el tema de medicamentos y médicos. Asimismo, debe alinearse al propósito de la compañía: velar por la salud de los mexicanos.

“Seguimos creciendo y desarrollando más productos para satisfacer la demanda del mercado, buscamos ser competitivos, no entrar a una guerra de precios y otorgar servicio de calidad. Siempre vigilamos la salud de los mexicanos”, finalizó León.

[email protected]

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario