Deduce impuestos al contratar a personas con discapacidad y adultos mayores

Ciudad de México, a 22 de febrero de 2017.- En México existen 5.7 millones de personas con discapacidad y más del doble de adultos mayores . Para facilitarles la inclusión en el mercado laboral formal, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) otorga beneficios fiscales para que las pequeñas y medianas empresas (Pymes) los integren a sus plantillas de trabajadores.

Luis Velasco, Estratega Contable de Aspel, firma de software administrativo, explica que en el caso específico de las personas con discapacidad, en las declaraciones anuales de 2016 (a presentarse en marzo) y 2017, las Pymes pueden elegir diferentes estímulos fiscales.

Se podrá deducir 100% del ISR del sueldo de estos trabajadores, en tanto que otra opción es recurrir a la Ley de Ingresos de la Federación que les permitirá deducciones del 25% sobre su sueldo total (salario bruto), que en la mayoría de los casos resulta más conveniente. De manera adicional, las empresas podrán deducir el total de los gastos realizados por mejoras a las instalaciones que faciliten el acceso de los empleados con discapacidad.

En el caso de adultos mayores de 65 años, las Pymes también tienen la opción de deducir el 25% del sueldo total pagado.

Requisitos para acceder al incentivo

El experto en contabilidad digital subraya que para que las compañías hagan válido lo anterior, deben asegurarse de contar con lo siguiente: aseguramiento del trabajador y pago de sus contribuciones al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), así como un certificado expedido por este organismo que acredite 80% o más de discapacidad motriz, mental, auditiva o de lenguaje. Además, debe especificar si el empleado requiere uso permanente de prótesis, muletas, o silla de ruedas.

Lo que no hay que olvidar al llenar el recibo de nómina digital

Velasco advierte que, si bien en los recibos no existen campos específicos para detallar si el trabajador es adulto mayor a 65 años o persona con discapacidad, siempre hay que tener en cuenta los siguientes pasos para tener acceso a este beneficio fiscal:

  • Validar que el Registro Federal de Contribuyentes (RFC) esté compuesto por 13 caracteres para personas físicas y 12 para morales.
  • Comprobar que la Clave Única de Registro de Población (CURP) cuente con 18 caracteres.
  • Precisar el régimen fiscal en el que la empresa esté dada de alta.
  • Especificar los ingresos del trabajador que deben pagar impuestos y los exentos de gravamen.
  • Asegurarse que la información sea congruente; por ejemplo, el tipo de contrato debe coincidir con el régimen de contratación.
  • Evitar la expresión de números negativos con el uso del rubro “otros pagos” para indicar los montos que no son un ingreso para el trabajador, como subsidio para el empleo, viáticos o reintegro del ISR.