Preguntas clave de control de riesgos para empresas

En mi colaboración de la semana pasada “El Control de Riesgos en el Gobierno Corporativo”, abordé los principales conceptos, principios y recomendaciones que en materia de riesgos sugiere el Código de Mejores Prácticas Corporativas (CMPC), la implementación de una Matriz de Riesgos y cómo impulsan el Gobierno Corporativo de las sociedades.

En esta ocasión, me referiré a las principales preguntas, que sobre riegos, deben contestar, tanto el Consejo de Administración, sus órganos intermedios y la Dirección General de las empresas.

Preguntas clave en materia de Riesgos

Cada empresa debiera hacer un análisis estructural y funcional de sus principales riesgos en forma anual bajo la visión del Consejo, o en su caso, del Comité de Auditoría (integrado también por Consejeros) y desarrollado por parte de la Dirección General, a través de las Matrices de Riesgos mencionadas en mi artículo anterior, o por medio de algún otro mecanismo alternativo similar. Las principales preguntas clave, entre otras, que el autor propone, son las siguientes:

Consejo de Administración

  • ¿Se examinan, actualizan y autorizan por el Consejo los riesgos fundamentales de la estrategia del negocio periódicamente?
  • ¿Se conocen a fondo los riesgos relativos a la industria y entorno del negocio y se les asigna un trato diferenciado sobre las otras industrias y la competencia, por parte de los consejeros y la Dirección General?
  • ¿Se centra el Consejo en los riesgos y amenazas que pueden poner en peligro la continuidad de la empresa?
  • ¿Existe un mecanismo de comunicación adecuado para controlar los riesgos entre el Consejo de administración, los órganos intermedios, la Dirección General y las diferentes direcciones de la empresa?
  • ¿Se asegura el Consejo de que a los riesgos torales identificados, se les asigne un oportuno seguimiento, incluyendo las acciones preventivas y correctivas necesarias para mantenerlos controlados?
  • ¿Tanto el Consejo como sus Comités tienen un número suficiente de Consejeros Independientes que aseguren una revisión autónoma de los riesgos y de su entorno de negocios, respecto de la Dirección General?

Órganos intermedios

  • ¿Dispone la empresa de los comités necesarios del Consejo, reflexionando la dimensión y operación del negocio?
  • ¿Dedican los órganos intermedios el tiempo suficiente en sus sesiones para analizar y autorizar los riesgos de su competencia?
  • ¿El equilibrio actual entre el conocimiento de industria y la operación, es el idóneo?
  • ¿Están debidamente cuantificados y actualizados los riesgos de la empresa, así como las áreas e impacto que tienen sobre la empresa?
  • ¿La Dirección General y su equipo de trabajo exploran y operan en sinergia y en forma efectiva con los Comités del Consejo?


Dirección General y equipo de trabajo

  • ¿La Dirección General y su equipo de trabajo están vinculados, o son afines con los intereses de los accionistas, tanto mayoritarios, como minoritarios?
  • ¿Existen mecanismos efectivos para realizar la alineación mencionada en el la pregunta anterior?
  • ¿El enfoque de la Dirección General es preventivo, no reactivo y está alineado al control y administración de los principales riesgos del negocio?
  • ¿Se actualizan al menos anualmente los riesgos de la empresa cualitativa y cuantitativamente hablando?
  • ¿Se informa oportunamente a los órganos intermedios y al propio Consejo de los nuevos riesgos relevantes que se identifican y su impacto en la organización?

Gobierno y control

  • ¿Existe un Mapa o Matriz General de los riesgos principales y críticos de la organización, como resultado de un ejercicio formal de evaluación de las contingencias y amenazas de todo tipo a que está expuesta la empresa?
  • ¿Está vinculada esta Matriz al análisis FODA (Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas) que debe realizarse?
  • ¿En el mapa o matriz de riesgos, se tienen identificados todos los riesgos principales estratégicos, operativos, financieros, regulatorios, legales, de mercado y de recursos humanos que permitan el buen desempeño, la estabilidad y la permanencia en el tiempo de la sociedad, tal como lo recomienda el CMPC?
  • ¿La administración de riesgos está alineada con el Plan de Negocios de la empresa?

Ventajas de la alineación entre la Administración de Riesgos y el Gobierno Corporativo
• Desarrolla raíces más firmes en el buen desempeño, la estabilidad y la permanencia en el tiempo de la sociedad.
• Mejora e impulsa el Gobierno Corporativo de las empresas grandes y Pymes.
• Se mejora la labor de supervisión y control de los riesgos principales por parte del Consejo y sus Comités sobre la Dirección General y su equipo de trabajo.
• Se disminuye la posibilidad de la ocurrencia de: problemas y/o escándalos financieros, de operaciones importantes no autorizadas o por montos no aprobados, de ocultamiento de riesgos relevantes por alguna Dirección, así como de eventos inesperados.
• Tanto para el caso de las sociedades anónimas bursátiles, como para las empresas privadas, mejora sustancialmente la posibilidad de que accionistas potenciales paguen un precio mayor al valor contable de las acciones y favorece la firma de los contratos de asociación con terceros, las colocaciones en la BMV de instrumentos de capital y deuda, así como la obtención de préstamos bancarios.
• Se obtiene una mayor confianza de los denominados Terceros Interesados por el CMPC (inversionistas potenciales, autoridades, la BMV, cámaras empresariales, proveedores, clientes, instituciones financieras, sindicatos, etc.), facilitando su trato y firmas de convenios, contratos, préstamos y pedidos.
•Se facilita la labor de reclutamiento, convencimiento y permanencia de mejores consejeros independientes y directivos clave con mayor experiencia y prestigio disponibles en el mercado.


Conclusión

La identificación, la administración, el control, la revelación y aprobación de los riesgos principales dentro del Consejo de Administración y sus Comités representan una serie de ventajas para fortalecer el Gobierno Corporativo, las cuales debieran trascender favorablemente en crear valor y lograr una mayor confianza y reconocimiento por parte de los accionistas actuales y potenciales, así como de los denominados Terceros Interesados en el buen desempeño, la estabilidad y permanencia en el tiempo de las empresas grandes y Pymes.

El autor es es miembro de la Comisión de Finanzas y del Sistema Financiero del Colegio de Contadores Públicos de México y Consultor Independiente

[email protected]