¿Qué tan útil y necesaria es la consultoría hoy en día?

¡Y finalmente comenzamos el 2018! y comienzo mi colaboración con esta pregunta porque he visto constanmente esta incógnita entre algunos de mis colegas, clientes o proveedores y considero oportuno hacer una pequeña contribución al respecto. “¿Qué tan útil y necesaria es la consultoría hoy en día?”

Hoy en día, las empresas se han diversificado de tal forma que los giros y los objetos sociales son innumerables; ya no basta con fabricar zapatos, sino ahora existen zapaterías especializadas en la mujer deportiva; ya no basta con realizar campañas de publicidad o marketing, sino ahora existen agencias especializadas en marketing médico y para la salud.

Esta misma diversificación ha generado que existan terceras personas que, con su conocimiento en esa área, especialidad o disciplina, nos ayuden a enriquecer y lograr a nosotros los empresarios, nuestra labor diaria y nuestro objetivo máximo que es: generar la mayor riqueza para la empresa.

Por lo anterior, hoy en día la consultoría aplica en todas las áreas de una empresa: consultoría en recursos humanos, en contabilidad e impuestos, en desarrollo de estrategias publicitarias, en procesos jurídicos, en transformación organizacional; nosotros mismos en Tok RP proveemos consultoría en redes sociales, por ejemplo. A lo mejor no siempre lo llamamos así, pero un abogado externo, finalmente es el consultor de la empresa en temas legales; un contador o auditor externo, debería fungir como el consultor de la empresa en temas fiscales y financieros.

Como su nombre lo indica, la consultoría es aquella “pregunta”, “consulta” o “inquietud” en algún tema específico que hace una empresa a un especialista del tema.

Adolfo Tuñón, director de Mesa Consultores, consultora especializada en transformación organizacional, define al consultor como el “experto en una materia específica que conoce y ha experimentado casos similares dentro de otras organizaciones y te ayuda y orienta con mejores prácticas al respecto”.

Es así que, hoy en día, por esta misma diversidad de giros, también es importante contemplar una misma diversidad de “especialistas” o consultores, sobre todo en la disciplina o área que consideremos más ayuda necesita. La opinión externa siempre será más confiable por su objetividad al ver las cosas y por ese conocimiento del que se ha valido con otras empresas y que nosotros, por mucho que lo queramos, nunca lo tendremos porque solo estamos en una sola.

El consultor del 2018 es el catalizador de los cambios y enseña a la empresa a caminar por sus propios medios, ¡qué mejor que este año para tomarla en cuenta en nuestros planes!

Si tienes más dudas sobre este tema u otros temas, te invito a seguirme: @javitokrp @tokrp

Javier Vázquez Gómez es director general de Tok Relaciones Públicas