La competitividad de México ante las economías emergentes y desarrolladas

Un tema de capital importancia para la agenda nacional, tanto para Gobierno Federal como para el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) y las empresas (principalmente las exportadoras), es la competitividad de México ante el resto de las economías desarrolladas y emergentes.

De la competitividad de nuestra nación dependen muchos otros factores y variables económicas: el crecimiento del PIB nacional y estatal, el ingreso per cápita, la atracción de nuevas inversiones en divisas fuertes que compiten con las otras naciones emergentes y desarrolladas, la negociación de las colocaciones de deuda en bonos del gobierno federal y de las empresas en los mercados internacionales, la evaluación a nuestra deuda soberana por parte de las calificadoras internacionales, etc.

Conforme al Índice de Competitividad Global 2018 desarrollado, calculado y publicado anualmente por el Foro Económico Mundial (World Economic Forum (WEB), por sus siglas en inglés) el 16 de octubre de 2018, México se coloca en la posición 46 entre 140 países analizados (en 2017 estaba el lugar 44, descendiendo dos lugares) en el ranking de competitividad mundial, de acuerdo con la nueva metodología de análisis desarrollada por el WEB, la cual no es totalmente comparable con la de los años anteriores. El nuevo índice se compone de 98 variables a evaluar. En 2018, México pasó del 4º al 2º lugar en América Latina con una calificación de 65 puntos, superado solo por Chile en el lugar 33 con 70 puntos de evaluación. Si nos comparamos con el bloque de las naciones denominadas BRIC (Brasil. Rusia, India y China, en los lugares 72, 43, 58 y 28, respectivamente), pasamos del 4º al 3er lugar, por arriba de India y Brasil. El índice calculado por la nueva metodología de análisis está encabezado por Estados Unidos de América, Singapur y Alemania.

El WEB determina 12 Pilares básicos de evaluación y análisis. Para México calculó las siguientes calificaciones y lugares (Rank) a nivel mundial, respectivamente: Tamaño de mercado 80.6 (lugar 11), Estabilidad macroeconómica 99.4 (lugar 35), Dinamismo de negocios 65.5 (lugar 41) Infraestructura 72.9 (lugar 49), Capacidad de innovación 42.7 (lugar 50), Mercado de bienes 57.5 (lugar 54), Salud 84.6 (lugar 56), Sistema financiero 60.8 (lugar 61), Adopción de TIC 51.3 (lugar 76), Educación y Capacidades 57.9 (lugar 86), Mercado Laboral 54.4 (lugar 100), Instituciones 47.7 (lugar 105).

Como puede observarse, salvo en el pilar o variable de tamaño de mercado (que es nuestra principal fortaleza), todos los demás son susceptibles de mejora o incremento, requiriéndose de profundos cambios y acciones tanto de los gobiernos federal y estatales, así como del CCE, del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) y de las empresas, incluyendo la adopción de mejores políticas públicas y de reformas estructurales.

El WEB destaca que la principal debilidad para nuestra nación continúa siendo el tema o pilar de las instituciones afectado por la actuación del crimen organizado, los elevados índices de delincuencia en todos sus rubros y por la impunidad, situaciones que afectan el desarrollo y rentabilidad de las empresas, por lo que aquí hay una gran tarea para las Secretarías de Gobernación y la de Seguridad y Protección Ciudadana, así como para los Poderes Legislativo y Judicial.

En fin, para los otros 10 Pilares determinados por el WEB para México, se pueden dedicar numerosos comentarios y recomendaciones para mejorar su evaluación, tanto por el autor de este artículo y los otros columnistas de la sección económica de los diferentes periódicos nacionales, así como por los principales investigadores de las áreas económicas y jurídicas de las principales universidades del país, como son la UNAM y el ITAM. Lo importante, es que los lectores de esta colaboración conozcan la existencia del WEB, así como los 12 Pilares y las 98 variables que determina y anualmente publica este organismo mundial para evaluar la competitividad de las diferentes naciones.

El autor de este artículo considera que nuestro país no ha sabido aprovechar plenamente la ventaja de tener frontera con la mayor economía del planeta ni el bono demográfico que nuestra población ofrece, para mejorar el lugar 46 en el índice de Competitividad Global que actualmente ocupamos.

La competitividad es un tema de vital trascendencia para el desarrollo socio económico de México, al cual el Gobierno Federal debiera asignarle la más alta prioridad, para lo cual se propone crear una Subsecretaría de Competitividad dentro de la estructura de la Secretaría de Economía (con amplia coordinación con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público), para que implemente un Plan Estratégico a largo plazo que le dé seguimiento a las 98 variables y a los 12 Pilares que evalúa el WEB.

De aprobarse, esta subsecretaría propuesta por el autor del presente artículo debiera también coordinarse con el IMCO, el CCE (junto con todas sus cámaras empresariales), así como con las otras secretarías, los organismos autónomos aplicables y los gobiernos estatales, con el objetivo de mejorar el actual Índice de Competitividad Global y el lugar que actualmente ocupa México, para lograr avances en nuestra economía y evitar ser desplazado por otras economías emergentes y desarrolladas que sí están haciendo la tarea.

El autor: C.P.C. Ramón Serrano Béjar, miembro del Consejo Editorial de la Revista Veritas del Colegio de Contadores Públicos de México y Consultor Independiente
[email protected]