Amparo contra la Reforma a eliminación de la Compensación Universal 2019

El 15 de diciembre de 2019 el nuevo Gobierno dio a conocer el Paquete de Reformas Fiscales para el ejercicio 2019, en el cual, si bien no se incluyeron nuevos impuestos o incrementos, si estableció la limitante a la compensación universal de saldos a favor de impuestos federales distintos a los que se causaron con motivo de importación, administrados por la misma autoridad y no tengan un destino específico.

Para un mayor contexto, el Código Fiscal de la Federación (CFF) en su artículo 23 hasta el 31 de diciembre de 2018 permitía que los contribuyentes pudieran compensar sus saldos a favor contra contribuciones a cargo por adeudo propio o por retenciones a terceros, cumpliendo diversos requisitos.

La compensación es una figura legal normada en el Código Civil Federal que aplica cuando dos personas son acreedor y deudor al mismo tiempo, es decir, cuando ambos tienen una deuda a favor y a cargo.

Lo anterior implicaba que por ejemplo se podían utilizar los saldos a favor de ISR contra los enteros o pagos mensuales de IVA, cumpliendo los requisitos y avisos que establecen las disposiciones fiscales.

El 1 de enero de 2019 entró en vigor la Ley de Ingresos de la Federación (LIF) para el ejercicio fiscal 2019, en la cual se modifica y limita la compensación, permitiendo solo aplicar saldos a favor contra obligaciones de pago del mismo impuesto que se generen a partir del ejercicio 2019.

Los saldos a favor generados hasta el 31 diciembre de 2018, fueron declarados por los contribuyentes con la norma del CFF que permitía la compensación universal, y que no se contempló en la LIF que entró en vigor en enero 2019.

Al respecto el 7 de enero de 2019 las autoridades fiscales, a través de su página de internet publicaron el proyecto de la Sexta Resolución Miscelánea para 2018, en la cual trataron de subsanar el derecho de compensación universal que tenían los saldos a favor generados hasta el 31 diciembre de 2018, permitiendo aplicar saldos a favor de impuestos contra otros impuestos a cargo, excepto retenciones efectuadas a terceros.

La limitación de la compensación universal genera que las compañías tengan que modificar sus presupuestos de flujo y de operación ya que no podrán acceder a compensar adeudos de impuestos a cargo o contra retenciones efectuadas a terceros, más que los generados por el mismo impuesto.

El proceso de devolución de impuestos es más complicado que la simple compensación, requiere de mayor plazo de las autoridades para que sea otorgada, posterior a una larga relación de documentación que las autoridades fiscales requieren para comprobar la fidelidad del saldo a favor, lo cual con la compensación se efectúa en la misma declaración en la cual se entera el impuesto contra el cual se aplican los saldos a favor de distintos impuestos, es decir, se obtenía el beneficio del flujo al presentar la declaración

Las compañías que accedían a excedentes de flujo al compensar saldos a favor, con la reforma de la LIF para 2019, se podrían ver obligadas a utilizar incluso financiamientos para cubrir sus obligaciones fiscales.

Desde un punto de vista legal, se puede considerar que la reforma contenida en el artículo 25 de la fracción VI de la LIF viola garantías constitucionales, entre otras igualdad y seguridad jurídica.

La LIF para el ejercicio 2019 altera los derechos de que gozaban los saldos a favor generados hasta diciembre 2018 y anteriores, de compensarlos incluso contra retenciones de impuestos a terceros.

La reforma a esta disposición del CFF para aplicar la compensación universal puede considerarse una medida desproporcional, que el legislador justifica en su exposición de motivos para enfrentar y atacar la evasión fiscal que generan las empresas facturadoras de operaciones simuladas, medida que no garantiza que se continúe con la emisión de comprobantes fiscales digitales para fines de evasión a través de estas operaciones.

Por lo anterior resulta conveniente el análisis sobre la conveniencia de presentar un recurso de amparo en contra de esta reforma, prever cual es la mejor forma de efectuarlo y argumentarlo, ya que se debe tomar en cuenta si una vez presentado el tribunal otorgue la suspensión provisional, se debe decidir si se aplica la compensación universal previendo que de declararse inconstitucional la reforma, se confirma este beneficio, sin embargo en otro sentido, si se declara constitucional la reforma, las compensaciones de saldos a favor de distintos impuestos resultarían improcedentes, generando actualizaciones, recargos y sanciones.

Un tema adicional que deben tener en cuenta los contribuyentes es el plazo para presentar el recurso de amparo, se cuenta con 15 días hábiles a partir de la fecha en que se presente la declaración en la cual se hubiera aplicado la compensación universal.

Es conveniente revisar cada caso con los asesores para determinar los costos, procesos y plazos que aplicarían para cada contribuyente y prever los flujos de su operación.

*El autor, Gilberto Rodriguez Medina es integrante de la Comisión Sector Empresa Especialistas Fiscales del Colegio de Contadores Públicos de México.