Sector retail: Problemas de inventario

Uno de los grandes retos que tienen las empresas de cualquier tamaño, nivel o sector económico, sobre todo en el sector retail, es contar con un inventario saludable y acorde con las necesidades de la organización.

Es primordial que los visitantes a las tiendas queden convencidos de que la cantidad y la calidad de las mercancías que se ofrecen siempre estén disponibles para su compra y sean suficientes, ya que se considera parte del servicio que cualquier establecimiento. Así se les convence de regresar, se genera lealtad y se crece el consumo en cada visita.

Por ello, los inventarios son preponderantes en el desarrollo de cualquier tienda, cualquiera que sea el tipo de productos que maneje. De acuerdo a mi experiencia, estás son las áreas que suelen tener más problemas y a su vez, las que deben poner más atención a sus inventarios.

1.- La logística. Contar con una buena disponibilidad de productos sin afectar la rentabilidad es lo más importante. Ello depende enteramente de la buena organización de envíos y recepción de inventarios, así como una buena planeación de las ventas.

2.- Buena relación de inventarios. Conocer lo que se tiene y lo que no, su caducidad y programar con buenos tiempos los pedidos y recepción de productos, es producto de la buena administración de la lista de inventarios y de su seguimiento oportuno.

3.- Expectativas de venta. Realizar un buen análisis con diferentes modelos e información exacta, puede ser la diferencia entre tener inventarios sanos o no.

4.- Tomar en cuenta el desarrollo, promoción y marketing de los productos en tienda. A pesar de que este factor no depende de la empresa de retail en su totalidad, el desarrollo de marketing y lanzamiento de nuevos productos puede incentivar nuevas decisiones de compra, dentro de una sola o diferentes categorías y a su vez, impulsar la compra de otras mercancías asociadas o complementarias.

5.- Colocación en piso de venta. A pesar de que no tiene que ver con la bodega de productos, la correcta colocación de las mercancías puede mejorar la venta específica de ciertas marcas o tipos de producto, y por lo tanto mejorar la rotación de los inventarios.

6.- Productos de lenta rotación. Existen productos que por su naturaleza y características (precio, duración o falta de popularidad) no tendrán la rotación deseada, por lo que se debe programar un inventario acotado o bien pensar en el intercambio corporativo para su distribución en otros canales que no representen una competencia directa.

7.- Diferenciación de ventas por zonas y poblados. Conocer y saber diferenciar las preferencias de los clientes por productos específicos en diferentes zonas de un estado o del país es muy importante.

8.- Revisar las temporadas en el calendario anual de compras. Muchos productos dependen enteramente de temporalidades que incluyen cambios de clima, estación y festividades. Si no se cuida este detalle, es fácil que se lleguen a acumular productos que representarán un inventario improductivo.

Tomando en cuenta estos puntos y vigilando de cerca las listas de inventarios de acuerdo a las necesidades de las organizaciones, no sólo los problemas con los inventarios disminuirán, sino que se podrán mejorar diversos aspectos de las empresas dedicadas al retail.

El autor es Eric Mergenthaler, Director General de Active International México

[email protected]

FB: facebook.com/activeinternationalmexico/
TW: @ActiveIntl
E- Mail: [email protected]
www.activeinternational.mx