Rivalidad bancaria, aliada de tu cartera

Foto: Shutterstock

En el país existen 45 entidades financieras del sector bancario activas, lo que hablaría de varias opciones en el mercado para los usuarios; sin embargo, seis bancos concentran 80% del total de activos en el país, lo que complica la competitividad en el sector. Con este panorama, ¿cómo le beneficia la competencia de los intermediarios a usted como consumidor?

Una de los beneficios clave de la competencia bancaria, coinciden expertos, es que las entidades se vean orilladas a proporcionarle información clara y, sobre todo, transparente.

“Si nosotros tenemos información, como en qué sentido es mejor un banco en comisiones, tasas o servicios, hace que el resto de los intermediarios financieros lo intenten imitar, lo que fomenta automáticamente la competencia, porque las instituciones se van a estar peleando a los usuarios”, destacó Abraham Vergara, académico del Departamento de Estudios Empresariales de la Universidad Iberoamericana.

Por ello, expertos recomiendan que utilice las herramientas que comisiones como la Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), del Sistema de Ahorro para el Retiro o la de Seguros y Fianzas, entre otras, ponen a su disposición para comparar tasas de interés, comisiones y rendimientos.

La información, de la mano de la educación financiera, le facilitará entender y comparar sus opciones en el mercado, por lo que la competitividad en el sector es un gran incentivo para que las entidades emitan esta información.

“En esencia tenemos que comparar. Una parte de la educación financiera es tener muy claro que hay opciones; tenemos que buscar información sobre qué es una comisión y revisar antecedentes de las instituciones para ver cuáles son más propensas a incumplimientos”, exhortó José Luis de la Cruz, director general del Instituto para el Desarrollo Industrial y Crecimiento Económico.

De este modo, usted tiene más facilidades para realizar algunos trámites como el de portabilidad de crédito; es decir, cambiarse de banco o transferir su deuda o afore a otra entidad.

En este sentido, Vergara comentó que para moverse de banco a banco con mejores condiciones crediticias, las instituciones bancarias tienen que generar una mayor transparencia en sus costos: “Las letras chiquitas hay que leerlas, ése es uno de los beneficios”.

El Buró de Entidades Financieras, sitio emitido por la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros y que cuenta con una app, resulta una herramienta indispensable para comparar, al ofrecer información de la banca, como número de reclamaciones de los usuarios, cláusulas abusivas y sanciones administrativas a las que han sido sometidas.

“Hemos avanzado en portabilidad.Sin embargo, persisten dos problemas: que los bancos lo promuevan, y la educación financiera. No tenemos una cultura que nos permita saber derechos y posibilidades del sistema bancario”, advirtió De la Cruz.

En tanto, el tema de la infraestructura afecta tanto a entidades como a usuarios, “cuando utilizamos los cajeros automáticos, por ejemplo, buscamos el más cercano de nuestro banco para no pagar las comisiones, que oscilan entre 20 y 30 pesos en promedio”, ejemplificó Vergara.

Por ello, si los bancos pudieran acceder a mejores condiciones de infraestructura, traería un beneficio al usuario, como mejores tasas de interés y un menor número y monto de comisiones, añadió.

COFECE TOMA ACCIONES

Ante este panorama, la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), en su estudio de competencia en el sector, emite una serie de recomendaciones a la banca en cuanto a dichos problemas.

“Nos hemos acercado a los reguladores para que se lleven a cabo las recomendaciones, encaminadas a tener una oferta variada y barata en servicios financieros”, indicó Sara Gabriela Castellanos, directora general de Estudios Económicos de la Cofece.

Ante la resistencia de proveer información de algunos intermediarios, que puede afectar la cancelación de servicios o el cambio de proveedores, Castellanos conminó a exigir la información pertinente a su banco, y en caso de ser negada, denunciarlo.

REVISE ANTECEDENTES

Éstas son algunas de las consultas que puede realizar a través del Buró de Entidades Financieras, para revisar qué tan eficaz ha sido cada institución en la resolución de quejas.

  • Total de reclamaciones. Le informa el número de reclamaciones registradas. Puede indicarle la tendencia del banco sobre la eficacia de su servicio.
  • Tiempo de respuesta. El número de días que, en promedio, la institución da una respuesta sobre su inconformidad. Puede que le hagan esperar desde uno hasta 21 días.
  • Cláusulas abusivas. Disposiciones del contrato a las que llega con su institución bancaria y que podrían afectar su patrimonio. Revise si existen en su banco, si está expuesto a ellas y, de ser así, denúncielo.
  • Resoluciones favorables. Porcentaje de las reclamaciones resueltas favorablemente para el usuario. ¿Qué tan factible es que su queja se atienda a su favor?
  • Programas de educación financiera. ¿Su banco cuenta con un programa que le oriente sobre lo que está contratando, o le enseñe a explotarlo al máximo? Este plus puede ser la diferencia.Estas son algunas de las consultas que puede realizar a través del BEF, para revisar qué tan eficaz ha sido cada institución en la resolución de quejas.

FUENTE: Buró de Entidades Financieras de la Condusef.

[email protected]

acv

CRÉDITO: 
Juan Tolentino Morales / El Economista