Que la Navidad no acabe con su aguinaldo

Foto: Shutterstock

Diciembre es motivo de alegría para muchas personas por diferentes razones, una de las destacadas es porque en estas fechas reciben su aguinaldo, y es que el dinero extra no le cae mal a nadie. El problema es que la mayoría ya tiene comprometida dicha cantidad para los anhelos de fin de año, compromisos sociales, la lista de deseos, etcétera. No permita que esta prestación se le vaya como agua entre los dedos y encuentre la fórmula precisa para explotarla.

De acuerdo con el “Estudio Navidad 2012” de TNS Research International, en esta época 84% de los mexicanos gasta su dinero en festejos, comidas, adornos de casa y fiestas de fin de año.

Sea cauteloso con el uso de este ingreso. El aguinaldo no es un regalo de la empresa, es el fruto de un año de su trabajo, por lo cual debe cuidar y eficientar la distribución de cada peso.

Juan Tallabs Rubio, director general de la administradora de deuda Suspendde, consideró que una buena idea para aprovechar su aguinaldo y diversificarlo correctamente es que siga la regla de los tercios y destine un tercio para adquirir bienes o regalos, un tercio más sea para el pago de deudas y el último tercio, para el ahorro.

“Si no cuenta con una idea clara de los gastos que se desea realizar, será complicado evitar compras o pagos que arrasen con una parte importante de su aguinaldo. No ceda ante las compras por impulso, la mayoría de las ocasiones suelen ser bienes innecesarios y que sólo provocan cargos de conciencia”, dijo.

Berenice Naranjo, consultora del Instituto de Finanzas Personales, aconsejó que destine 30% para abonar a sus compromisos financieros, 30% para la temporada navideña, 20% para el ahorro que lo ayude a cumplir sus metas financieras y 10% para un fondo de ahorro para imprevistos (nadie está exento de ellos).

“Es de gran utilidad recibir dinero extra, por ello, así como hace con su quincena, lo ideal es sentarse a planear el uso que le dará a su aguinaldo y elaborar para él un presupuesto, hacer una revisión de sus deudas y compromisos más cercanos distinguiendo entre montos y periodos y elaborar una lista con sus deseos para aumentar el patrimonio (un auto, mejoras a la casa, etcétera). Y, por qué no, haga otra lista no menos importante con viajes, cursos, entre otros”, aconsejó.

PRIMERO ATENDER DEUDAS

Naranjo afirmó que una buena idea es destinar una parte para para cubrir el máximo posible de las deudas poniendo especial atención en aquellas que tenga pagos atrasados o bien que sean con intereses costosos; si es posible hacer un pago y renegociar las deudas mucho mejor.

Juan Tallabs Rubio consideró que siendo realistas y, sobre todo, si gastó durante el Buen Fin para aprovechar las ofertas, debe planear el aguinaldo para comenzar el 2015 con tranquilidad y evitar la cuesta de enero.

Aconsejó que realice un análisis detallado de sus pasivos, como los que tiene con tarjetas de crédito y préstamos. Incluya tasas de interés, anualidad y otros conceptos importantes, y si es posible liquide algunas con lo obtenido por el pago del aguinaldo.

ADMINISTRAR

De acuerdo con un estudio de la UNAM, en el 2013 60% de los mexicanos que recibieron aguinaldo lo destinó a la compra de alimentos, mientras que el restante lo ocupó para liquidar deudas o para adquirir diferentes productos.

Esta época es muy peligrosa para su economía, ya que incrementa sus gastos, con las vacaciones y las fiestas; puede destinar parte de su aguinaldo y distribuirlo de la mejor manera posible, entre la cena, los presentes y los compromisos sociales, de tal forma que se ajuste a este presupuesto y no tome más dinero del asignado.

“Recuerde que el objetivo principal de estas fechas es la convivencia con la familia, cuide su dinero y dé el justo valor a las cosas materiales. Recuerde que el cariño y las demostraciones de afecto son los regalos más invaluables”, dijo.

VALIOSO APOYO EN 2015

Tener un ingreso extra lo acerca a la posibilidad de incrementar su ahorro o bien iniciarlo. Es importante que no caiga en la tentación de gastar todo lo que tiene y que procure el ahorro.

En México, sólo un pequeño porcentaje de la población tiene este hábito, y la mayoría de ellos lo utiliza para afrontar emergencias como enfermedad o accidente y no para disfrutarlo. Juan Tallabs exhortó a que apueste al cambio, cualquier persona puede ahorrar, planeando adecuadamente y eliminando gastos innecesarios.

“Administrar los ingresos y la deuda adecuadamente lo llevará a que poco a poco el ahorro sea más significativo. Lo único que le puede provocar ahorrar es tranquilidad”, expuso.

La consultora del Instituto de Finanzas Personales informó que una manera de motivarse a ahorrar es establecer una meta de preferencia a corto plazo. Añadió que también funciona pensar en compromisos a mediano y largo plazos.

Destacó que aunque no sea un tema muy grato, debe pensar en destinar un porcentaje, aunque sea pequeño, que lo ayude como un fondo de emergencia; algo que tenga reservado para utilizar sólo en casos fortuitos y, en la medida de lo posible, incrementarlo poco a poco.

Una opción para hacer crecer su dinero es revisar en el mercado las inversiones a corto, mediano y largo plazos, de tal forma que pueda invertir y hacer crecer su dinero adecuadamente.

AYUDAR AL PROJIMO

Tener alguna actividad de caridad y solidaridad con los que menos tienen es un acto de valores que puede promover como familia.

“En esta época es ideal, no importa su situación económica, siempre hay alguien que necesita más que usted”, dijo Berenice Naranjo.

Para ello puede regalar cobijas, juguetes, ropa, comida, etcétera. Así con el ejemplo enseñará a sus hijos que es importante generar, pero tener capacidad de compartir un poco de lo que tiene es de gran valor humano.

CINCO ACCIONES QUE LIQUIDAN EL AGUINALDO

Con la finalidad de que no caiga en la trampa, especialistas le informan cuáles son los cinco errores más comunes que se cometen en estas fechas y que terminarán haciendo que su aguinaldo se esfume.

1. No presupuestar

Realizar un presupuesto no es una de las actividades cotidianas de los mexicanos. De acuerdo con la encuesta de educación financiera, Frente a un escenario de crisis 2013, 26% de los mexicanos nunca realiza un registro de sus ingresos y gastos propios, mientras que 33% a veces lo hace. Es recomendable que haga cuentas, sobre todo cuando tiene ingresos extra, estos le ayudará a tener un control de su dinero y de esta manera que no se vaya de sus manos; además le permite conocer su capacidad de pago, es decir el dinero que tiene para adquirir bienes, con ello establece un límite de compras y así evita contraer deudas. Recuerde que hay aplicaciones que le llevar un registro de su dinero.

2. Gastar por gastar

Los comerciantes lo saben. La época decembrina se caracteriza por una avalancha de ofertas en las que cualquiera puede caer, por ello es necesario que ponga en una balanza las compras que realizará. Aunque está enmarcada en el “dar y recibir”, la Navidad es la época perfecta para reflexionar si realmente necesita adquirir productos prescindibles como un nuevo par de zapatos, la bolsa de moda o el aparato tecnológico más reciente. No quiere decir que no compre algún gusto que tenga, lo importante es que no todo su aguinaldo se vaya en este tipo de gastos.

3. Compras de pánico

Como en todas las festividades, los comercios aprovechan esta temporada para ofrecer “el mejor regalo”. Por ello es importante que adquiera con tiempo sus presentes, así puede comparar entre precio y calidad, para que su regalo sea realmente el mejor. Tenga presente que el costo de los productos crece conforme se acerca la Navidad, para que esto no afecte en su bolsillo, planee sus compras con anticipación, le sorprenderá el ahorro que puede lograr con esta sencilla acción.

4. Dejar el ahorro de lado

Ahorrar parte de su aguinaldo puede ser la clave para terminar el año con bienestar financiero y también representa la oportunidad para comenzar a ahorrar. Para que su dinero se encuentre seguro, debe guardarlo en instituciones que se encuentren debidamente reguladas —puede revisarlas en: www.cnbv.com y en www.condusef.gob.mx— y no en instrumentos informales como en una tanda o debajo del colchón, que lo pueden poner en riesgo. No olvide que pese a que el aguinaldo sea el inicio de su ahorro, no es la única ocasión en la que debe hacerlo, por pequeño que sea el monto —20, 50 o 100 pesos—, lo recomendable es siempre destinar una parte de sus ingresos a este rubro.

5. Despilfarrar

Navidad es temporada de festejar, sí, pero es importante que mida sus gastos y que no despilfarre. Gastar su dinero de forma desmedida puede ocasionarle un resaca financiera que implique terminar el año con deudas al por mayor y lo peor, sin dinero para poder afrontarlas. Recuerde que el inicio de año se encuentra a la vuelta de la esquina y éste viene acompañado de compromisos económicos que deberá cubrir. Analice qué deudas tiene para pagar en este 2015 y establezca un monto para comenzar a liquidarlas, de esta manera podrá encarar, sin tropiezos, la famosa Cuesta de enero.

Fuente: Condusef.

[email protected]

acv

CRÉDITO: 
Yael Córdova / El Economista