¿Por qué es importante la imagen para tu empresa?

La imagen pública impacta tres puntos fundamentales: las ventas, el liderazgo y la credibilidad; y en México sólo 5% de las Pymes se preocupa por este rubro.

Imagen es percepción: la forma en la que te ven tus clientes, empleados, tus competidores. Positiva o negativa, es un factor fundamental para que tu empresa triunfe o fracase.

Víctor Gordoa, rector del Colegio de Consultores en Imagen Pública, dijo que la imagen impacta tres puntos fundamentales: las ventas, el liderazgo y la credibilidad.

Sin embargo, de acuerdo con un estudio realizado por la Facultad de Estudios Superiores (FES) Acatlán de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), sólo 5% de las pequeñas y medianas empresas (Pymes) tienen interés en realizar un estudio de imagen pública.

Un problema de tamaño

“Muchas Pymes tienen esta mentalidad chiquita”, aseveró Eric Olavarrieta, director general de Actitud es Imagen. Con la idea que no van a crecer, explicó, difícilmente se preocupan por lo que proyectan hacia el exterior, por lo que no generan un manual de fundamentos.

Así, también 5% de las empresas cuentan con dicho manual, destacó Gordoa. Pero la importancia de este documento radica en que describe la esencia de la empresa, quiénes son, cuál es su misión, visión, valores, etcétera.

Los negocios que no cuentan con este manual, independientemente de su tamaño, están condenados a carecer de una imagen pública, destacaron los expertos, ya que no tienen las bases fundamentales.

Una buena asesoría de imagen pública empezará creando, en conjunto con los dueños y directivos de la empresa, dicho manual. A partir de esto se diseñará el plan maestro de imagen pública que contendrá la imagen física, verbal, visual, audiovisual, ambiental y profesional, dijo José Luis Pizarro, coordinador de Comunicación Social de la FES Acatlán.

Rebasados por el tiempo

La imagen es dinámica. Difícilmente puede ser vigente una imagen pública empresarial creada en la década de los 80. Como el pensamiento social, la economía, la política y la cultura, la apariencia del negocio debe renovarse.

Si embargo, en el momento de dicho cambio la empresa debe considerar de qué tipo de imagen tiene. Víctor Gordoa destaca que existen siete categorías distintas con base en su patrón rector: natural, tradicional, elegante, seductora, creativa, dramática y romántica. Una empresa tradicional, por ejemplo, tendrá clientes y productos tradicionales.

Independientemente del tipo de imagen, la coherencia entre todos sus elementos es fundamental. El Rector del Colegio de Consultores en Imagen Pública comentó que nueve de cada 10 negocios que lo consultan tienen un problema de coherencia, lo cual produce falta de credibilidad.

Imagen pública positiva

Eric Olavarrieta explicó que son muchos los beneficios que una buena imagen pública puede darle a una empresa, entre estos destacan:

  • Genera una mayor confianza.
  • Proyecta honestidad.
  • Da un testimonio de know how.
  • Se posiciona frente a sus competidores.
  • Conquista nuevos mercados.
  • Se convierte en un líder en el mercado.
  • Goza de más y mejores beneficios económicos.

Es fundamental que el empresario esté consciente de que la imagen pública deberá someterse a evaluación constante, para medir el éxito obtenido y modificarla si se requiere.

Un profesional incluso realizará un estudio de mercado en donde mida cómo ha cambiado la percepción de los clientes, los empleados y la competencia frente a esta transformación, dijo Gisela Méndez, directora de Imagen Integral.

Las tendencias

Como dice el refrán, “de la moda lo que te acomoda”. Lo más importante es que la imagen que se diseñe sea genuina, única, un diferenciador de la competencia. El producto, se dice, es un genérico, pero, la forma en la que se viste es lo que le dará al cliente el sentido de valor agregado.

“La tendencia visual es minimalista: una computadora, un escritorio, algunos documentos, todo muy limpio”, dijo Pizarro.

El diseño mexicano también es otra tendencia, destacó Xiomar Duarte, jefa del departamento de Imagen Corporativa de la FES Acatlán, en donde se hace hincapié en el colorido y en los espacios.

El uso de nuevas tecnologías también se posiciona de manera relevante en la imagen pública: la empresa debe contar con un sitio y estar presente en las principales redes sociales, como Twitter, Facebook y YouTube.

Pero hay que ser cuidadosos con lo que se publica: información puramente comercial ahuyentará a los posibles seguidores, la denuncia de un mal servicio o producto también lesionará su percepción, programación muy robusta entorpecerá la descarga del contenido.

Lo más importante es que puedas estar en contacto con tus clientes, que los invites a participar con propuestas y que los hagas sentir incluidos, para generar lealtad y retroalimentación.

[email protected]

CRÉDITO: 
Ana Paula Flores