Que las compras no dominen tu cartera

El próximo viernes comienza el Buen Fin, el famoso fin de semana donde encontrará gran variedad de promociones en casi todos los establecimientos del país.

Este fin de semana representa una buena oportunidad para adquirir esas cosas que necesita a un precio reducido; sin embargo, también representa un peligro para su economía si se deja llevar por las ofertas y no compra con inteligencia. Para que pueda blindar su economía, especialistas mencionan algunos tips muy sencillos para que planee con tiempo sus compras, las disfrute y no se conviertan en una pesadilla para su economía.

Las tiendas anticipan que habrá promociones del 2x1 y 3x2, pero sobre todo crédito a meses sin intereses y demás ofertas que estarán presentes en los pisos de las tiendas departamentales y por Internet.

De acuerdo con la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo, en su edición pasada, el Buen Fin superó los 173,000 millones de pesos en ventas; este año la meta son 200,000 millones.

Berenice Naranjo, consultora del Instituto de Finanzas Personales, aconsejó que dedique tiempo a planear. No hay nada mejor que hacer las cosas con tiempo, ahora es cuando puede dedicarse a investigar las posibles ofertas que habrá en el mercado, así puede determinar perfectamente cuáles son sus necesidades y gustos.

“Es sumamente importante que haga un examen de conciencia y determine lo que realmente le hace falta y lo que quiere. Puede elaborar una lista y dar prioridades; es muy importante que lo haga con la cabeza muy fría y no con el corazón, ya que, al igual que en el amor, es un mal consejero”, destacó.

Una vez que haya diferenciado entre necesidades y gustos, no salga corriendo con la cartera. La consultora del instituto recomendó que haga un pequeño estudio de mercado. Investigue sus precios actuales, para que cuando llegue el Buen Fin pueda distinguir la verdadera oferta. Es recomendable que este análisis lo realice en varios establecimientos, para que tenga más información y pueda tomar la mejor decisión; lo puede hacer físicamente o por medio de Internet.

Destacó que el punto más importante que debe considerar es que una oferta de algo que no necesita nunca será un ahorro, por lo que debe tener mesura y, por más que lo bombardeen con irresistibles descuentos, sea un consumidor responsable y no gaste por gastar. “Aprovechar las ofertas de los artículos que trae en la mira desde hace tiempo está bien, pero gastar por gastar, aunque sea la mejor de las promociones, si es algo que no necesita, jamás será oferta”.

Con datos de la Asociación Mexicana de Bancos del año pasado, 18,500 millones de compras fueron hechas con tarjeta de crédito, de las cuales 41% fueron diferidas a meses sin intereses. Esto sugiere que, en vísperas del Buen Fin 2014, algunas personas continúan pagando lo que adquirieron el año pasado.

Respecto a las compras en plazos, Berenice Naranjo consideró que este mecanismo es muy atractivo, en caso de que no cuente con el suficiente efectivo. “No desembolsar el dinero de inmediato hace parecer que es la mejor de las opciones; sin embargo, si no opera debidamente el crédito, puede ser que resulte lo contrario y termine pagando más de lo que hubiera costado”.

Recuerde que para las compras a meses sin intereses el mejor consejo es comprar cosas tangibles y duraderas que amplíen su patrimonio. En la medida de lo posible, evite cosas de consumo rápido que va a devengar antes de que termine de pagar, ya que esto hará más pesado realizar los pagos. Es muy importante que haga un cálculo de cuánto va a incrementar sus pagos al mes y que esto no comprometa de más sus ingresos de los próximos meses.

Juan Pablo Zorrilla, codirector general de Resuelve tu Deuda, comentó que no todas las deudas son negativas, si realiza sus pagos con puntualidad significa que está usando los productos crediticios en su favor: “Un buen control de sus ingresos y gastos le permitirá saber si está listo para adquirir una nueva deuda positiva este Buen Fin”.

Aconsejó que evite adquirir deudas que no pueda sostener a la larga y sólo se quede con aquello que realmente necesita. “Recuerde que una economía sana comienza desde su propia cartera”.

Elija el método de pago sabiamente y al momento de elegirlo determine si es conveniente un esquema a meses sin intereses o si se puede ahorrar más pagando de contado.

Francisco Villa, director de Soluciones Grupales de Principal Financial Group, consideró que el Buen Fin es comprar de manera informada e inteligente, por ello aconsejó que al momento de hacer su presupuesto calcule sus ingresos, recursos adicionales (aguinaldo), sus gastos recurrentes y contemple otros compromisos de pago que haya adquirido anteriormente. “Pero no deje de destinar una parte al ahorro para sus proyectos de mediano o largo plazo”.

Una buena alternativa, afirmó, es anticipar y planear desde ahora sus regalos de Navidad, preparando su lista de regalos. Acomode sus compras en orden de prioridad y elimine aquellos productos que pueden esperar, ya que si pueden esperar es muy probable que en verdad nos los necesite.

El directivo de Principal Financial Group aconsejó que evite la tentación y se apegue a su lista. “Las grandes ofertas a todos gustan; muchas veces compramos cosas bonitas que no necesitamos, o cosas de moda que no son de utilidad, incluso llegamos a comprar cosas sólo porque se nos hacen baratas, sin necesitarlas. Controle sus impulsos”, indicó.

Saber controlar sus gastos es una ventaja, pero saber “ahorrar comprando” puede ser la frase clave para aprovechar este Buen Fin al máximo y sin preocupaciones para usted y sus seres queridos.

CINCO TIPS PARA PROTEGER SU BOLSILLO

Evalúe sus finanzas

Si lleva un presupuesto familiar, revise de cuánto dinero ahorrado dispone y qué tan amplia es su capacidad de deuda. Saber cuánto gana, gasta y ahorra es fundamental para tener finanzas sanas. Tome en cuenta que si sólo tiene un idea vaga de su situación financiera, puede enredarse en una deuda que termine ahorcándolo, por no contemplar un gasto fuerte e inevitable en el futuro. También puede presentarse el escenario en que deje pasar una excelente oportunidad, por no tener en mente que su capacidad de deuda es lo suficientemente sólida. Sea el caso que fuera, evalúe sus finanzas y decida si está en condiciones o no de hacer un gasto y de cuánto.

Analice

Analice las necesidades o deseos (por ejemplo: ¿hay algún electrodoméstico en casa que necesita remplazar? ¿Necesita invertir en una computadora?). Hacer este ejercicio es fundamental para no sucumbir ante el canto de las sirenas en el que en este fin de semana se convierten las ofertas. Puede ser que en este momento de su vida no necesite más que un poco de tranquilidad financiera, o bien puede ser que ésta sea una buena oportunidad para alcanzar sus metas financieras en menos tiempo. La única persona que puede decir qué es lo que más le conviene es usted. Tenga en mente que cualquier compra no planeada siempre será un gasto, nunca un ahorro.

Monitoree precios

Aprovechar el Buen Fin le llevará cuatro días. La única forma de reconocer una verdadera oferta es saber cuánto costaba el producto en ese establecimiento –y en otros– antes de que iniciaran las promociones. Por ello, si tiene en mente una compra específica para la que está ahorrando, comience a visitar las tiendas y centros comerciales desde antes de que inicie el Buen Fin. Puede ser que, llegadas las ofertas, ninguna le represente una verdadera ganancia; o puede ser que, al contrario que, termine ahorrando o pueda ganar un extra, dependiendo de la mecánica de la promoción.

Compare

Es posible que durante estos días encuentre el mismo artículo a distintos precios y con todo tipo de promociones. Si ya sabe cuánto va a gastar y en qué rango de precios estaba el producto antes de los descuentos, ahora es momento de ver qué tienda lo ofrece un mejor precio o una promoción que le beneficie. Contemple todas las promociones en conjunto (meses sin intereses, descuentos, monedero electrónico e incluso flete gratis).

Pregunte

Si tiene dudas sobre la garantía, el funcionamiento, el uso que debe darle al producto, la mecánica de una promoción o la forma de pago, infórmese. Nunca pague si no se siente en completa satisfacción con el bien o servicio que está por adquirir.

claudia.cordova@eleconomista.mx

acv

CRÉDITO: 
Yael Córdova / El Economista

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.