Posgrado, clave para la competitividad

Foto: Shutterstock

Especialidades, idiomas, licenciaturas y maestrías en línea son algunas de las opciones con las que cuentas para no frenar tu preparación

Supongamos que te estás postulando para un puesto de trabajo y has llegado a la recta final junto con otro aspirante. Ambos estudiaron la misma carrera, ambos tienen las mismas habilidades para el puesto; sin embargo, tu contrincante estudió una maestría o una especialidad. Malas noticias: la empresa se decidió por el segundo postulante por tener mayores credenciales académicas.

Terminar una licenciatura no basta, pues la competencia laboral cada día es mayor. Muchas personas optan por estudiar maestrías e incluso doctorados, pero tienden a ser de alto rendimiento y demandan mucho tiempo. Por ello en ocasiones optan por dejar su empleo para dedicarse a sus estudios de tiempo completo. Si tomas esta decisión, recuerda que puedes obtener una beca que le ayude con los gastos de ésta.

Sin embargo, estamos en una época donde nuestra economía no nos permite dejar de trabajar. Si te encuentras en esta disyuntiva, existen alternativas que te permitirán aumentar tu nivel de educación sin tener que dejar tu empleo.

Víctor Manuel de la Cueva, director de Investigación y Posgrados del Tecnológico de Monterrey Campus Ciudad de México, aseguró que es de suma importancia seguirse preparando hoy en día y no conformarse con tener una licenciatura.

Destacó que para poder elegir la preparación que más te conviene en estos momentos debes considerar que lo que estudies puedas aplicarlo directamente a las necesidades que requieren tu puesto laboral, tu disponibilidad de tiempo y los horarios que puedes dedicarle a tu preparación.

Ya que hayas detectado esto puedes hacer un monitoreo, incluso virtual, en diferentes universidades para conocer y valorar lo que te ofrecen (objetivo, cuáles son las características al graduarse, en qué áreas te puedes desarrollar, etcétera) para tomar la decisión correcta.

Pensando en que la gente que se gradúa debe tener opciones para continuar con su preparación pero sin dejar de trabajar, el catedrático mencionó que se ha creado una gran variedad de opciones para la educación continua; por lo general se trata de posgrados “profesionalizantes”, es decir, que te permitan prepararte mejor en tus áreas de especialidad sin tener que invertir demasiado tiempo en investigación, como ocurre en las maestrías y doctorados.

Los posgrados especializantes (o las especialidades), consisten en un posgrado entre la licenciatura y la maestría. “Éstas no se llevan tanto tiempo como la maestría, pero aumenta los conocimientos que se recibieron en una licenciatura”, detalló.

A decir de Manuel de la Cueva las empresas están buscando opciones para capacitación de su personal, el problema es que no pueden aventurarse en un proyecto de capacitación que dura dos años y medio, como una maestría, por ejemplo. Las compañías buscan ver resultados, aplicaciones o beneficios a corto plazo, por eso que las especialidades son una buena opción.

También existe la “educación ejecutiva”, la cual se enfoca en adultos que ya están graduados y trabajando; y consiste en realizar diplomados, talleres y cursos que después de un cierto número de horas de preparación le otorgan un diploma que los acredita como especialistas en ciertos temas. Tienen la característica de ser cortos (en promedio 120 horas) pero muy especializados, explicó Víctor Manuel de la Cueva.

“Esto conviene, cuando las empresas están interesadas en que te especialices en herramientas específicas para desempeñar mejor tu trabajo”, destacó.

Otra opción que tienes para seguirte preparando, y que últimamente está cobrando mucha fuerza, son los estudios en línea. La ventaja de estos cursos es que a pesar de que su duración es casi igual a la de una maestría presencial, pueden realizarse en cualquier tiempo que tengas libre.

Manuel de la Cueva añadió que también tienen como ventaja que no requieres estar en un lugar específico. En cuanto a la calidad de éstas, afirmó, no hay duda que es la misma de las presenciales.

Recuerda que los posgrados y el nivel de idiomas y tu porcentaje son un diferenciador para que logres encontrar el trabajo que buscas o el crecimiento deseado.

[email protected]

CRÉDITO: 
Yael Córdova, El Economista