Planeación, el éxito de la cena navideña

Foto: Shutterstock

Comparar precios de productos y paquetes es básico para administrar tus finanzas personales

La Navidad es una temporada que por lo general causa gran alegría y se espera con ansias su llegada. Además, es considerada una época mágica para muchas familias, no sólo por los regalos, sino por la cena.

La cena navideña o de fin de año es especial, porque es una de las pocas ocasiones en el año en las que las familias se pueden reunir, debido al ritmo de vida que tienen las personas en la actualidad, incluso es un buen pretexto para que las personas se reúnan con sus seres queridos que no ven desde hace mucho tiempo.

A decir de que tu celebración navideña sea todo un éxito y no te genere dolores de cabeza, planea la preparación del gran banquete navideño que ofrecerás a tus familiares.

María Engracia Celis, académica en la Escuela de Administración de Instituciones de la Universidad Panamericana, explica que una cena económica y deliciosa requiere de planeación, así como invertir tiempo para ello.

Para empezar a planear una cena te tienes que preguntar ¿qué voy a comer, dónde y con quién? Dichos cuestionamientos son la base principal para poder definir qué preparará y cuánto dinero vas a desembolsar.

Una vez que hayas decidido qué cenarás, debes realizar una lista de lo que se necesita para prepararla; es necesario que te apegues a ella, ello te ayudará a no gastar de más y a no comprar productos que no utilizarás.

Compara los precios

Una regla básica para la buena administración de tus finanzas personales es siempre comparar precios, la planeación es el medio que nos permite lograrlo. Encontrar el mejor precio de algún producto no es sencillo, requiere de tiempo y perseverancia.

La académica de la Universidad Panamericana recomienda visitar las tiendas a granel, ahí le venden la cantidad que necesitas y, sobre todo, ofrecen productos de calidad.

De acuerdo con Jesús Gómez, chef profesional, si se desea hacer la cena en casa, se deben comparar los precios de los productos que se pretende utilizar en diversos establecimientos, revisar la fecha de caducidad; recuerda que lo más caro no siempre es lo mejor, se tiene que buscar calidad y apegarse a su presupuesto.

Ambos especialistas recomiendan usar su creatividad para cocinar, leer libros, platicar con otras personas que le den ideas, incluso puede recibir consejos sobre en dónde encontrar los productos más económicos o con qué productos sustituir algunos alimentos.

Otro consejo de la académica es que se reúna con varias personas y que cada quién coopere con un platillo, ello ayudará a disminuir los gastos y también, el tiempo que pase en la cocina.

Salir a festejar

Pero, por otro lado, si la familia no quiere preocuparse por preparar y hacer las compras, existen diversos restaurantes y tiendas de autoservicio que ofrecen diversos paquetes de cena, los precios varían por el número de comensales.

Hay paquetes que están entre 500 y 750 pesos; si se hace una cena en algún restaurante, el precio puede llegar hasta los 1,700 pesos por persona, en los que se incluyen comidas en cuatro tiempos, con guarnición y bebidas.

En opinión de María Celis, comprar paquetes sólo es recomendable cuando es para dos personas, ya que considera que suele sobrar mucha comida y se llega a invertir en exceso si es para más personas.

Los precios

Para estas fechas es normal que los precios puedan resultar excesivos por la temporada, el precio del pavo oscila entre 60 y 150 pesos el kilo; el bacalao entre 170 y 230 pesos; la pierna la podría encontrar desde 62 a 80 pesos o podrías considerar el pato, pero la opción del pollo es más económica y es versátil, ya que a la mayoría le gusta y se puede preparar de muchas maneras.

María Celis plantea que hacer un ponche no es caro y rinde para muchas personas, con medio kilo de cada fruta es suficiente.

Hacer las compras y la planeación un día antes o todo de último momento no es una buena idea, encontrarás filas inmensas o se te complicará encontrar los ingredientes que buscas y sobre todo, porque la cena es un momento para disfrutar y terminarás cansado o estresado.

La cena de Navidad se puede disfrutar con platillos sencillos, porque el objetivo no es sólo comer, sino convivir y pasar un rato agradable.

Haz de tu cena un éxito

  • Ajústate a un receta, esto te permitirá hacer un presupuesto adecuado
  • Apégate a dicha lista para que no gastes de más y no compres cosas que no utilizarás
  • ¡Aprovecha! Es un buen momento para comparar precios
  • Busca el mejor lugar para comprar
  • Hay cosas que puedes comprar desde ya y que no se echan a perder
  • Si en la cena se reunirán varias personas, cada quien puede cooperar con un platillo
CRÉDITO: 
Perla Pineda, El Economista