Pesca a tus clientes en Internet

Foto: Especial./ elempresario.mx

La publicidad online no distingue tamaños, sus beneficios son tanto para las grandes empresas como para las pequeñas y medianas (Pymes); sin embargo, para estas últimas representa una herramienta fundamental ya que muchas de ellas no cuentan con un gran presupuesto para publicitarse en los medios tradicionales de comunicación masiva.

“Para este tipo de organizaciones la publicidad en Internet es el medio que les permite segmentar a las audiencias, es decir, el empresario puede decidir a qué grupo dirigirá su publicidad para que tenga un impacto certero y un efecto concreto, ya que muchas veces sus productos o servicios no están dirigidos al mercado masivo”, explica Bianca Loew, directora de IAB de México.

A través de los buscadores como Google, Yahoo y Bing las Pymes pueden iniciar una campaña de search marketing desde 500 pesos, agrega la especialista, pues los beneficios de estas plataformas es que le permite al empresario ahorrar en costos y medir el retorno de su inversión inmediatamente.

“Cada vez más las pequeñas y medianas empresas están utilizando estas plataformas y se está viendo están aprovechando las redes sociales para dar a conocer su productos y servicios; no obstante, aún el mayor reto de éstas es seguirse capacitando e informando sobre las estrategias online que pueden utilizar para aumentar sus ventas”, dice Loew.

Para implementar este tipo de publicidad IAB de México recomienda:

  1. Tener claros los objetivos de la campaña: ya sea reposicionar una marca, construirla, algún lanzamiento de un nuevo producto o servicio, aumentar sus ventas, etc.
  2. Tener claro quién es el mercado meta y dónde están estos consumidores.
  3. Seleccionar los medios adecuados para llegar al objetivo meta y qué tipo de herramientas requiere: buscadores, banners, formatos visuales, directorios o redes sociales.
  4. Seleccionar y asesorarse a través de una agencia de publicidad.
  5. Evaluar las diferentes herramientas y asignar un presupuesto.
  6. Y contar ya con un sitio web y una cuenta de correo para lograr el contacto con sus clientes.

[email protected]

CRÉDITO: 
Samantha Álvarez