En México no se ahorra lo suficiente

Foto: Shutterstock

43% de los jubilados no logran las metas que se fijaron para su retiro: HSBC

Una casa en la playa, otra en las montañas, viajes continuos, tiempo con los hijos y nietos... Así sueñan que será su vejez muchas personas y anhelan el día en que llegue el monto de su retiro laboral, recibir esa pensión mensual, que seguramente alcanzará para pagar todos los caprichos que deseen.

La realidad es que no siempre es así. De acuerdo con el informe de HSBC El futuro del retiro, la vida después del trabajo, 43% de las personas retiradas en México no ha logrado alcanzar las metas y aspiraciones que se fijó para el momento de su retiro laboral.

La razón es que los jubilados tienen menos dinero del que esperaban recibir y entonces sus sueños, viajes, regalos, casas, siguen siendo eso: sueños. El hecho es que los mexicanos ahorran poco para su retiro, afirmó Eduardo Varón, director de Distribución de Banca Premier de HSBC México.

Es importante utilizar todos los mecanismos que se tienen disponibles para ahorrar; el estudio dice que las personas apuestan mucho a las pensiones de gobierno, a las afores, a los esquemas privados de retiro, pero una de las recomendaciones es que las personas diversifiquen las fuentes de ahorro para su pensión”, aseguró.

Si te quieres pensionar únicamente con el ahorro que acumules en la administradora de fondo de ahorro para el retiro (afore), recibirás un ingreso inferior a lo calculado; actualmente, se estima que la tasa de remplazo bajo este medio será de 35% del último salario.

Según los resultados del estudio realizado por la institución financiera, 34% de los jubilados reconoce que su ingreso en el retiro es menor que lo que habían esperado.

De las personas para las que el ingreso era menor que el esperado, 35% aceptó que fue porque no planeó económicamente su retiro.

“En México, 61% de las personas encuestadas en edad laboral reconoció que financieramente no está preparada adecuadamente, o en lo absoluto, para tener una jubilación cómoda”, informó HSBC.

Entre los jubilados en México, sólo 23% se percató de que su planeación fue insuficiente.

Propuestas

Entre las medidas propuestas para fomentar una seguridad social universal en el país, están el impulso al ahorro voluntario de las personas, con una cuenta en alguna afore.

Recientemente, el Presidente de México propuso que por cada aportación voluntaria de las personas registradas en el Sistema de Ahorro para el Retiro y afiliadas al IMSS, el gobierno federal pondrá una fracción del monto que la persona ahorre.

Para el directivo de HSBC, esta medida es favorable, “todo lo que sea enfocado a ayudar a las personas a tener un mayor retiro será bienvenido”.

Sin embargo, enfatizó que las personas no le pueden apostar a lo que les otorga el gobierno: deben tener una idea clara de cuánto vale la vida en el retiro.

El retiro de tus sueños

Recomendaciones que se deben tomar en cuenta antes de pensionarse

  • No te apresures

Existe la percepción entre las personas retiradas de haberse apresurado en dejar un empleo pagado. Este sentimiento se explica por razones positivas, para muchas personas retiradas que ven el trabajo como un medio importante para mantener el cuerpo y la mente activos.

  • Considera a tu familia

Mientras muchas personas aspiran a viajar mucho durante su retiro, cerca de la mitad de los trabajadores actuales esperan tener responsabilidades financieras con su familia, incluso estando retirados. Esto incluye apoyo constante para sus hijos adultos, así como respaldar a padres mayores en un estado delicado de salud.

  • Sé muy realista

Mucha gente trabajadora asume que sus necesidades de ingresos disminuirán una vez que se retiren. Sin embargo, aunque la gente está familiarizada con el concepto del aumento en la esperanza de vida, el incremento consecuente en los costos de cuidados médicos puede no estarse entendiendo bien, ya que la gente sigue sin tomar las medidas necesarias para estar preparados frente a estos gastos potenciales.

[email protected]

CRÉDITO: 
Yuridia Torres, El Economista