Mujeres y el reto diario de sus finanzas

Octubre y las mujeres están asociados. Esta relación, ejemplificada con un listón color rosa, no implica delicadeza o debilidad, sino reconocimiento y reflexión hacia el futuro ante una enfermedad de cuidado, como lo es el cáncer de mama.

Con el listón rosado en el calendario, también vale la pena que el género femenino haga otra reflexión, pero esta vez en términos de sus finanzas personales.

TRABAJO COMPETITIVO, SUELDO NO TANTO

Indudablemente la participación de la mujer ha crecido cada vez más en el mercado laboral, indica Erika Castillo, gerente de Human Capital Solution de Adecco. De este modo, se han ido rompiendo algunos roles patriarcales que se dan en las organizaciones, por ejemplo, los puestos sexuados en que sólo podía haber recepcionistas mujeres y mensajeros hombres. Hoy en día ya es posible tener profesionistas de ambos géneros en la mayoría de los puestos.

Castillo comentó varios resultados arrojados por el estudio “Mexicanos: éxito y competitividad”, realizado por Adecco, el cual surgió con el interés de saber cómo la competitividad en el mercado laboral ha sido ocupada por las mujeres y el papel que éstas tienen en las organizaciones y, en comparación con los hombres, en términos de éxito.

Aparte del romper los roles de antaño, la investigación también arrojó que sigue siendo difícil que las mujeres ocupen cada vez más puestos gerenciales. Todavía para incursionar en puestos directivos, las mujeres tienen que ganarse ese lugar, acotó Castillo.

Además, para las mujeres el reconocimiento es un tema muy importante, a la vez que para ellas la competitividad se refleja en los sueldos.

En el tema de los sueldos, ellas perciben que ganan menos que los hombres en las mismas posiciones laborales, lo cual es un reto para las organizaciones, pues se tiene que lograr la paridad de sueldos en puestos similares.

De acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), las mujeres ganan 16% menos que un hombre en puestos equivalentes.

“Hay todavía mucho que hacer con el tema del reconocimiento. Aunque tanto hombres como mujeres consideran que el reconocimiento no se da siempre dentro del ámbito laboral, para las mujeres sigue siendo una cuestión mayor”, comentó Castillo.

VULNERABILIDAD PARA EL RETIRO

Si bien el presente es un asunto que el género femenino está conquistando, el futuro es otro tema, pues las mujeres se encuentran en una situación menos favorable en cuanto al ahorro para el retiro.

“Aunque las mujeres tenemos la capacidad de administrar los recursos del hogar, la debilidad que tenemos como género es el ahorro para el retiro”, expresó Silvina Schreiner, directora técnica y de Desarrollo de Principal Financial Group.

Parte de este problema se puede ver en el hecho de que sólo 39% del total de las cuentas registradas ante la Consar pertenece a mujeres. Además, según el Inegi, la esperanza de vida de las mujeres es de 77 años, cinco más que los hombres (que viven 72). Por lo tanto, ellas vivirán más, pero no están ahorrando para ello.

Ante esta vulnerabilidad de las mujeres, Gisela Loewe, directora jurídica de Principal, recomendó el ahorro voluntario como la opción para garantizar que al final de su vida laboral obtendrán una pensión acorde a sus necesidades.

Las mujeres tienen para reflexionar un reto doble: que su trabajo sea reflejado de manera igualitaria hoy y que mediante éste tengan seguridad para su futuro.

[email protected]

acv

CRÉDITO: 
Javier Rendón González / El Economista