Jóvenes y dinero; un proceso de cambiar hábitos

Foto: Shutterstock

Con el inicio del ciclo escolar, reaparece la oportunidad para los jóvenes de adquirir conocimientos, no sólo académicos sino también sobre el manejo del dinero y los hábitos que esto demanda.

Este tema ha sido importante para México, comentó al respecto Sofía Macías, experta en finanzas personales de Consumo Inteligente MasterCard, pues cuando el país estuvo en la presidencia del G20 lo tomó como uno de los temas principales a discutir.

Viendo el panorama de los jóvenes y sus finanzas se verifica cuánto saben del tema y sus diversos rubros.

Todo comienza con el dinero que se trae en el bolsillo. Registrar cómo se gasta ese dinero es un buen hábito; sin embargo, según la encuesta “Cultura Financiera de los Jóvenes en México”, realizada por Banamex y la UNAM, 54% de los jóvenes no lo hace. De los que sí llevan algún registro, hay quienes llevan más de uno: 47% llevan registro de su presupuesto y 54% de sus ingresos.

Además, gestionar el dinero es la diferencia de tener o no deudas al final del mes. En este sentido, 56% de los jóvenes gasta justo todo su ingreso, 9% se endeuda para cubrir sus gastos y 35% logra un excedente.

LA FAMILIA

El ejemplo a seguir en cuanto al dinero es la familia. Según la encuesta “Ahorro y futuro: ¿Cómo piensan los estudiantes universitarios?”, realizada por la Amafore, 84% de los jóvenes que ahorran tiene padres con el mismo hábito. Además, 79% afirma que sus progenitores le inculcan dicho hábito.

Tambien la familia es la fuente de crédito favorita de los jóvenes. Cuando se necesita dinero prestado, las peticiones a familiares (53%) superan a la banca (6 por ciento).

AHORRO

Debido al ejemplo familiar, entre otras cosas, ahorrar es un hábito presente en 73% de los jóvenes, según la encuesta de la Amafore. De los que no lo hacen, 29% es porque gusta de gastar su dinero y 10% dice no tener la necesidad al tener el apoyo de sus padres.

Sin embargo, este ahorro se da en medios no formales, como el guardadito en casa, al cual recurre 70% de los jóvenes.

CRÉDITOS Y TARJETAS

Cuando los jóvenes piden dinero fuera de sus círculos familiares, 71% lo hace solicitando el crédito de una tarjeta, según la encuesta de Banamex.

Los motivos de dichos créditos son eventualidades, pues encabezan la lista las emergencias de salud (30% de las veces) y pagar otros adeudos (12 por ciento).

SEGUROS Y PLANIFICACIÓN DEL RETIRO

De los jóvenes, 89% está consciente de que ver por su retiro es su responsabilidad, según la encuesta de la Amafore; sin embargo, también creen que el futuro se resolverá sin planearlo: 88% cree que es obligación del gobierno ver por la gente mayor y 47% piensa que se resolverá por influencia divina.

Sobre los seguros, éstos se asocian con la salud y no como instrumento de protección patrimonial: 75% de los jóvenes conoce los seguros de vida, pero sólo 33% conoce los seguros contra robo. En el mismo tono, sólo 18% cuenta con algún tipo de seguro.

EDUCACIÓN FINANCIERA

Aprender es una necesidad para los jóvenes, pues sólo 45% se siente preparado para manejar su dinero, según cifras de la encuesta de Banamex. Sobresale que 26% considera usar Internet para informarse del tema.

“Lo que estamos viendo son generaciones más interesadas en aprender hábitos financieros (...), incluso son autodidactas, pues suelen consultar información en línea y blogs”, afirma Macías; sin embargo, también advierte que “no necesariamente en la realidad están llevando a cabo las acciones para tener una mejor educación financiera”.

CÓMO EMPEZAR BIEN SU VIDA FINANCIERA

A Los jóvenes “no es que no les interese cuidar su dinero, sino que de inicio no cuentan con toda la información para hacerlo”, comentó Arturo Cherbowski, director ejecutivo de Santander Universidades.

Por ello, el directivo de Santander sugirió tips para comenzar de la mejor manera la vida financiera.

Lo más importante es informarse, saber cómo manejar los productos financieros, dijo. Aunado a ello, lo primero que un joven puede hacer es abrir una cuenta de débito para guardar su dinero sin pagar comisiones. A diferencia del guardadito en casa, comentó, hacerlo en un banco ofrece seguridad y en muchos casos llegan a otorgar rendimientos.

Ya con experiencia, se podría tener una tarjeta de crédito, pero sólo si sabe cómo cubrirá las deudas.

Finalmente, Cherbowski enlistó otros consejos: destinar mensualmente una cantidad a su cuenta de ahorro, pagar puntual lo que se gasta y realizar un presupuesto mensual que incluya ingresos y gastos.

[email protected]

acv

CRÉDITO: 
Javier Rendón González / El Economista