¿Gastos hormiga o marabuntas financieras?

Foto: El Economista

Los realizas todos los días en el puesto de la esquina, en la tienda de conveniencia, en la oficina, en un alto y hasta en una comida con amigos. Se conocen como gastos hormiga y son considerados como marabuntas financieras que pueden terminar con toda tu quincena. Alguna vez te has cuestionado: ¿qué le hice al cambio que traía en el bolsillo? ¿Por qué no tengo efectivo al final de la quincena? ¿En qué gasté tanto? La respuesta a dichos cuestionamientos está relacionada con todo el cambio o morralla que se fuga de tu cartera.

Aunque no lo notes, o intentes no hacerlo, a lo largo del día realiza compras por impulso que descapitalizan tus ingresos. Estos pequeños desembolsos pueden representar 12% de tu presupuesto mensual. El no administrar correctamente tus recursos puede ocasionarte gastos en productos no pensados que están relacionados con caprichos y deseos más que a una necesidad.

Patrick Lassauzet García Vallejo, vocero de Resuelve tu Deuda, explicó que los gastos hormiga son todas las pequeñas compras innecesarias que consumen parte de tu presupuesto día con día, mismas que merman tu estabilidad económica.

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) reveló que la compra de una revista, un café de máquina, una lata de refresco, una cajetilla de cigarros, paquete de chicles, revista semanal y propinas pueden generarle un gasto anual de 20,088 pesos.

“Estas pequeñas hormigas financieras pueden representarte hasta 12% de tus ingresos mensuales, reducen tu presupuesto y terminarán con todos tus ingreso en un abrir y cerrar de ojos”, explicó Abraham Vergara Contreras, catedrático de la Universidad Iberoamericana.

La Profeco consideró que debes ser consciente de estas pequeñas compras, pues dejar de hacerlas equivaldría en promedio a la compra de una pantalla de televisión o, al cabo de un año, a un viaje todo pagado a la playa.

De acuerdo con la Encuesta Ingreso Gasto de los Hogares (ENIGH) 2012, que comparte el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en los hogares más ricos el ingreso mensual es de 44,334 pesos y en los hogares más pobres se ubicó en 2,332 pesos al mes. De ello se estima que 12% se destina al gasto hormiga.

Pero… ¿en qué gastan los mexicanos? El INEGI dio a conocer que el rubro en el que los hogares destinan más capital es alimentos, bebidas y tabaco.

Cada casa realiza un desembolso promedio de 8,688 pesos mensuales; lo que demuestra que aunque los ingresos son menores o estáticos, las personas siguen gastando en insumos innecesarios.

A fumigar las hormigas

Como primer paso tendrás que registrar en una libreta o en tu celular todos los gastos que realizas a lo largo del día, así detectarás en qué gasta.

Lassauzet García Vallejo aconsejó para no perder el control de tus recursos económicos asignar una cantidad mensual para los gastos por impulso, pues si sabe que no puedes dejar de comprar una lata de refresco al día, es mejor que asignes ese gasto a tu presupuesto.

Por su parte, Vergara Contreras dijo que comprar por paquetes tus gustos en el supermercado como chicles, dulces, papas, botellas de agua, chocolates te ayudará a ahorrar.

Pero si eres de aquéllos a quienes les gusta beber café o comer en un restaurante todos los días, el catedrático recomendó preparar los insumos en casa, pues de esta manera no terminarás gastando de más. Con el capital que logres atesorar forma un fondo de emergencia, pague tus deudas, compra insumos para tu hogar e incluso realiza aportaciones voluntarias a tu afore.

Cuando detectes en qué se te va tu dinero al mes, Lassauzet García Vallejo recomendó acudir a tu banco para que cada quincena te transfieran ese saldo a una cuenta de ahorro. Así no tendrás el dinero en tus manos y no caerás en la tentación de gastarlo.

Truco y estrategia para tu bolsillo

¿Deseas materializar algún objetivo pero por el momento no cuentas con el suficiente efectivo para lograrlo e incluso quieres destinar parte de tu gasto hormiga a dicha meta?

Aquí, un consejo de Sonia Sánchez-Escuer, creadora de BlogyLana.com, que te ayudará a fomentar el hábito del ahorro. Se llama: el reto de los 10 pesos.

Con este ejercicio en poco tiempo podrá atesorar 10,000 pesos y mejorarás tu relación con el dinero sin importar cuánto ganes.

Abraham Vergara Contreras, catedrático de la Universidad Iberoamericana, precisó que una persona adulta tarda más de un año en formar un hábito en su vida, así que si decide llevar a cabo este ejercicio no tire la toalla en el primer intento.

¿Estás listo para conocer en qué consiste el reto?

  • Debes comprar (o mejor, reciclar) una botella de 2 litros de refresco y lavarla para que quede completamente limpia.
  • Una vez seca, haz una ranura a la botella por la que quepa una moneda de 10 pesos.
  • Para que este ejercicio tenga mayor valor sentimental, puedes ponerle un nombre al envase. Por ejemplo: el viaje de mis sueños, Pérfida, Lunática, el que quieras; pon a volar tu imaginación.

A partir de ahora, todas y cada una de las monedas de 10 pesos que toquen tus manos deberán ser depositadas en la botella.

El reto es que no la abras hasta que no te quepa ni una moneda más, y ni un segundo antes, explicó Sánchez-Escuer, quien es la autora de este ejercicio.

Ahora bien, cuando vayas por los tres cuartos de la botella te dará cuenta de que:

  1. Al final, no extrañas más las monedas de 10 pesos, pues poner algunas en la panza de la botella no te ha costado mucho trabajo, es decir, que no le dolió a tu bolsillo.
  2. También te percatarás de que los poquitos cuentan y ¡mucho! Y cuando tu botella esté completamente llena tendrás más de 5,000 pesos.

Incluso, algunas personas que ya hicieron este reto aseguran que atesoran en poco tiempo 10,000 pesos, y todo sin que les haya dolido o sacrificado otros gastos para tenerlos.

¿Qué dices? ¿Te atreves a entrar al reto? ¡Suerte!

[email protected]

CRÉDITO: 
Redacción, El Economista