Estudios de mercado evitan fracaso de pymes

Foto: Shutterstock

El fracaso de una empresa en los primeros años de vida es uno de los mayores temores de los emprendedores, pues si no funciona aunque su propuesta sea buena, terminarán en banca rota; sin embargo, si se toman las medidas adecuadas, este panorama no tiene que presentarse.

Existen muchos factores que provocan la caída de las pequeñas y medianas empresas (pymes), pero hay una en particular que puede anunciar su muerte incluso antes de que comience operaciones y es la falta de estudios de mercado.

Juan José Mora, CEO y fundador de Atlantia Search, startup tecnológica de estudios de mercado en la nube,
explica que de acuerdo a datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, 75% de las empresas fracasan antes de los dos primeros años generalmente por no tener estrategias adecuadas de ventas que se desarrollen a partir de un estudio de mercado.

“Cifras del Instituto del Fracaso indican que el 41% de las empresas fracasan por no tener un punto de venta adecuado, 33% por tener un mercado meta mal seleccionado y 29% por no tener precios adecuados”, explica.

Detalla que con base en un análisis de Hinge Research Institute, las empresas que usan estudios de mercado en sus tomas de decisiones crecen en promedio 27.9% más que quienes no la realizan además de que tienen 8.9% más de rentabilidad.

El objetivo de los estudios de mercado señala, es intentar resolver o dar certidumbre a las preguntas de negocios que las empresas tienen. Por ejemplo, para conocer los hábitos de consumo de los clientes, configurar la cartera de productos, dónde se deben ubicar y cuáles son las promociones más atractivas para el negocio.

¿Por qué no se hacen estudios?

A pesar de que los estudios de mercado son básicos al crear cualquier empresa, muchas personas no los hacen porque los precios son demasiado altos, no están conscientes de su importancia o los tiempos de entrega son tardados.

Mora menciona que gracias al avance tecnológico, estas tres barreras pueden derribarse y obtener resultados iguales o más eficaces que con las técnicas tradicionales.

“En una agencia chica mediana, puedes tener precios de entrada de aproximadamente 70,000 u 80,000 pesos. Si la agencia es grande, el precio no baja de los 250,000 pesos. El tiempo de entrega del estudio puede ser de un mes a tres meses, pero con las herramientas tecnológicas que ahora existen, estos precios se pueden reducir en un 70 u 80% y los tiempos reducirlos en dos o tres veces como mínimo”, resalta.

¿Con quién acudir?

Para elegir a la empresa adecuada, Mora recomienda fijarse en aquellas con alta tecnología, con productos cerrados, automatizados y sencillos de operar.

Ejemplo de este tipo de empresas es Atlantia Search, la startup que permite al usuario hacer el estudio de mercado en una plataforma en línea sin tener algún conocimiento del tema, sino que sólo se seleccionan las preguntas de negocio que se requieren contestar como “quiero conocer a mi cliente potencial” o “¿a qué precio debería vender mi producto”.

La empresa que tiene cuatro años de vida y que es la primera en ofrecer este tipo de servicio, recientemente cerró una ronda de inversión que le ayudará a expandirse. Actualmente tiene presencia en seis países.

“Mucha gente piensa que los estudios de mercado tienen mucho valor o que lo que nosotros pensamos es lo que los clientes piensan y lo que ayudará a la empresa a tener éxito, cuando realmente no es así. Hay que quitarnos esa idea de que los sabemos todo y hay que conocer más sobre el mercado. No hay que verlo como un gasto, sino como una de las mejores inversiones para el negocio”, concluye.

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario