¿Estás preparado para tu retiro laboral?

Foto: Especial

La UNAM brinda un diplomado en el que se explican los cambios de esta nueva etapa de la vida

¿Qué voy a hacer cuando ya no trabaje? Es la pregunta que en muchas ocasiones le podría surgir si se encuentra cercano a la jubilación. Y aunque la respuesta parece ser muy sencilla, la realidad es otra.

Pese a que la palabra jubilación viene de júbilo y ésta significa alegría, en las sociedades actuales tiene una connotación negativa. Lo anterior ocasiona que muchas personas próximas a retirarse se depriman, sientan que ya no serán productivas o incluso se nieguen a dejar su trabajo, pese a cumplir con los requisitos establecidos por la ley para hacerlo.

De acuerdo con Alejandro Zalce Aceves, presidente de la Sociedad Mexicana de Psicología, los jubilados deben entender que dejar de laborar formalmente es sólo un cambio en su estilo de vida. No todo acaba ahí; incluso pueden retomar actividades que dejaron por falta de tiempo o que siempre quisieron realizar.

Según el especialista, la clave está en prepararse para este momento por lo menos un año antes de iniciar los trámites de jubilación.

Una herramienta que puede ayudar a enfrentar esta realidad son los diplomados que existen para orientarlo sobre cómo disfrutar tu retiro.

El costo de estos diplomados es de aproximadamente 1,200 pesos mensuales.

“Con este tipo de diplomados se genera un plan que considera el estilo y el proyecto de vida. Hay hobbies que pueden convertirse en el objetivo central de esa situación. Lo ideal es prepararse antes de jubilarse, antes de hacer todo ese cierre”, explica Zalce Aceves.

De acuerdo con Graciela Casas Torres, profesora de carrera de la Universidad Naciona Autónoma de México (UNAM) y coordinadora académica del diplomado Envejecimiento Exitoso, se piensa que únicamente las personas jóvenes son productivas, mientras que los adultos mayores son una carga para el Estado, así como para sus familiares.

Paso a paso

El Presidente de la Sociedad Mexicana de Psicología explica que el programa para acompañar a las personas hacia su retiro comienza con un diagnóstico de los recursos con los que cuenta y, principalmente, explicarles qué tanto su estilo de vida cambiará.

Por medio de estos proyectos se incentiva a recuperar su círculo de amigos y, de no tenerlo, comenzar a realizar una red social que tenga intereses en común. También se exhorta a entrar en algún club, por ejemplo, de ajedrez, de baile, de caminata o de yoga.

Además, a quienes tienen problemas para relacionarse se les recomienda comenzar con una mascota.

Todos estos consejos servirán para que no se eche de menos la interacción con la gente, explica Zalce Aceves.

“Por medio de todo eso se previene la depresión generada a partir de creer que se acabó su vida, sus proyectos, que ya no tienen nada más que hacer con la gente. La idea es decirles que la vida sigue, que hay nuevos proyectos, nuevas actividades con un estilo diferente”.

La autosuficiencia

El diplomado, impartido por el Centro de Educación Continua de la UNAM, está compuesto por 10 módulos. Entre los temas que se estudian están la salud, sobre todo enfocándose a la prevención, la expresión artística e incluso la alimentación.

Uno de los módulos más importantes es la actividad física, ya que “el ejercicio permite ser autosuficiente e independiente. La independencia te da la libertad de hacer lo que quieras”, asegura Graciela Casas Torres.

“Una de las situaciones más difíciles es que ya no seas dueño de ti”, asegura la coordinadora académica de Envejecimiento Exitoso.

Los requisitos para participar en este diplomado son tener por lo menos 50 años y estudios mínimos de secundaria. Ambos especialistas coinciden en que este tipo de estrategias debería ser retomados por las empresas. Pero si quieres pensar en su futuro desde ahora, tendrás una gran ventaja cuando el momento llegue.

Tus nuevos planes

  • El retiro puede ser una oportunidad para retomar o comenzar nuevas experiencias.
  • Ingresa a clubes que tengan actividades de tu interés.
  • Recupera tu círculo de amigos o genera una nueva red social.
  • Si te agradan los animales, puedes adoptar una mascota.
  • Explora actividades nuevas o realiza el viaje que siempre tuviste ganas de hacer.
  • Retoma los hobbies que dejaste o no podías realizar por falta de tiempo.

[email protected]

CRÉDITO: 
Sonia Soto Maya, El Economista