EmisiónMX da a las empresas autosuficiencia energética

Foto: BUAP

Con la finalidad de que las empresas disminuyan costos en combustible ante la reciente alza del 20% de la gasolina, la compañía mexicana Emisión MX creó una máquina de pequeñas dimensiones que genera biodiesel, a partir de aceite de cocina y botellas de plástico.

Valentín Gálvez Salas, cofundador de Emisión MX, señala en entrevista que el ahorro que puede tener una empresa depende de su giro, pero al producir su propio combustible y usarlo directamente en los vehículos, se calcula un ahorro del 40% de gasolina.

Además, el biodiesel que genera la empresa incubada en el Centro de Innovación y Competitividad Empresarial de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), está diseñado para procesos industriales, maquinaria pesada y vehículos de carga, como camiones o tractores.

La máquina tiene dos metros de largo y 1.60 de alto y puede ser transportada hacia donde el cliente la necesita. El modelo estándar tiene un costo promedio de 350,000 a 500,000 pesos y produce 4,000 litros de biodiesel en ocho horas de trabajo continuo, el equivalente a lo que usan 40 unidades de transporte público.

La empresa actualmente cuenta con tres productos: biodiesel, biodiesel premium y aditivo para diésel, este último aumenta hasta 20% el rendimiento de los motores, limpia el tanque, quita el carbón adherido y optimiza 200 litros de combustible.

“Nuestro producto es más económico, eso es una ventaja competitiva, además no depende de la inflación del dólar, porque la materia prima se obtiene de manera local, al usar aceite de cocina, restaurantes, hoteles y plásticos de rellenos sanitarios o de residuos sólidos urbanos”, precisa Gema Carreto Arámburo, cofundadora de la empresa.

Ante el aumento de gasolina en el país, los emprendedores han visto un incremento del 200% en el interés de inversionistas, compradores de productos y vendedores de residuos. Actualmente sostienen pláticas con inversionistas mexicanos y esperan comercializar la máquina en el segundo trimestre año.

Cómo funciona

La máquina, que está en proceso de patente ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), produce biodiesel a partir de una mezcla de aceite, alcohol, metanol y sosa caustica. El compuesto sube y baja en un tanque de almacenamiento hasta llegar a temperaturas de 100 a 150 grados centígrados, luego pasa un mezclador estático para separar el biodiesel y la glicerina.

“Por cada litro de aceite se obtiene un litro de biocombustible y 200 mililitros de glicerina, que son utilizados para crear energía necesaria para el funcionamiento del horno de pirolisis que sirve para hacer gasolina. Además, el modelo permite reutilizar entre 15 y 20 toneladas de aceite que se desperdician al mes en las casas o restaurantes”, precisa Valentín Gálvez.

A partir de un reactor de pirolisis, el plástico o PET rompe sus enlaces moleculares debido a las altas temperaturas y se obtiene gas que al condesarse se transforma en diésel o gasolina y puede usarse directamente en los vehículos logrando un ahorro económico y evitando contribuir al aumento de gases de efecto invernadero.

De acuerdo al portal Radio BUAP, tan sólo en Puebla, el PET representa alrededor del 13% de los residuos totales que se generan por mes, cantidad que podría reutilizar para producir combustibles.

“En Emisión MX tenemos la misión de salvaguardar la integridad y un ambiente sano para las futuras generaciones”, menciona Gema Carreto.

Finalmente, Valentín Gálvez sugiere que, para conformar una empresa de alto impacto a partir de un desarrollo tecnológico, es fundamental contar con la patente y un modelo de negocio, y a partir de ellos buscar inversionistas gubernamentales o privados y, sobre todo, acercarse a asesores para dirigir un buen camino empresarial.

elizabeth.meza@eleconomista.mx

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.