Descansa el efectivo en tus vacaciones

Foto: Archivo/El Economista

Conoce los beneficios de utilizar esta forma de pago durante tus viajes

Acumular puntos por compras, viajar asegurado, contar con asistencia legal o médica y hasta ser compensado en caso de pérdida o robo de equipaje son algunos de los beneficios que los viajeros obtienen al realizar sus pagos en el extranjero con tarjeta de crédito.

El gerente de Producto de Crédito MasterCard para México y Centroamérica, Andrés Treviño, explicó que utilizar el plástico durante las vacaciones o viajes de negocios permite a los tarjetahabientes contar con múltiples seguros sin costo adicional, así como gozar de promociones especiales por las compras en el extranjero. Pero, sin duda, la principal ventaja es la seguridad de no cargar efectivo.

Aseguró que los beneficios y coberturas dependen del tipo de tarjeta y monto del crédito, por lo que es necesario informarse de las restricciones y condiciones para hacer válidos esos servicios, ya que muchos de los seguros de viaje aplican solamente cuando el costo del transporte es cubierto mediante la tarjeta de crédito.

Además, refirió que es importante que los tarjetahabientes se comuniquen con su institución bancaria para avisar, si es el caso, que estarán fuera del país. De esta forma evitarán problema de autorización al momento de querer realizar algún pago.

Ventajas al firmar

De acuerdo con MasterCard y el programa de educación financiera de Visa, éstos son algunos de los principales beneficios de utilizar cualquier tipo de tarjeta de crédito en el extranjero, aunque varían dependiendo la institución financiera emisora.

Algunos bancos, dependiendo el tipo de tarjeta, ofrecen a sus clientes acumular puntos dobles en sus compras en el extranjero, los cuales podrán cambiar por boletos de avión, noches de hospedaje, artículos de viajes, entre otros.

  • Acceder a descuentos 
especiales o promociones 
a meses sin intereses.
  • Seguro por accidentes y 
enfermedades en viajes 
para el titular de la tarjeta, 
cónyuge e hijos mayores de 12 años y menores de 23.
  • Repatriación en caso de 
fallecimiento o entierro.
  • Seguro de daños a 
vehículos rentados.
  • Regreso anticipado por muerte de algún familiar en primer grado.
  • Asistencia legal y avance de fondos durante el viaje.
  • Seguro por demora, daño o pérdida de equipaje.
  • Cobertura ante algunos riesgos de las compras efectuadas con la tarjeta de crédito: extiende al doble y hasta un año más el plazo de la garantía original de casi todas las compras 
realizadas en México y 
Estados Unidos.
  • Servicios de traducción 
al alcance en viajes.

[email protected]

CRÉDITO: 
Arcelia Lortia, El Economista