Cuándo conviene pedir un aumento salarial

Foto: Shutterstock

Cuatro de cada 10 mexicanos desean mayores ingresos este 2014

Después de cinco años de pertenecer a una empresa transnacional, Alexis Alfaro Gutiérrez, como muchos trabajadores del país, desea que la organización donde labora le brinde un aumento de sueldo.

Alfaro Gutiérrez aseguró que es constante y responsable con sus obligaciones laborales, pues todos los días entrega los resultados que la empresa necesita; sin embargo, su salario ha permanecido estable desde los últimos tres años.

Al igual que Alexis Alfaro Gutiérrez, ¿Deseas un aumento de sueldo? ¿No sabes cómo solicitarlo? ¿Tienes miedo a que rechacen tu petición? No te desanimes, pues expertos del sector laboral te guiarán por este camino para que alcances tu objetivo.

No es un secreto que en México muchos de los trabajadores desean tener un aumento esporádico de sueldo sin solicitarlo.

Panorama incierto

Hoy es una tendencia que las empresas sustituyan los incrementos con mejores prestaciones para elevar la productividad laboral.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) reveló que la Población Económicamente Activa (PEA) alcanzó los 52 millones 675,784 personas, al cuarto trimestre del 2013.

Las cifras del INEGI indican que el promedio diario del salario base de cotización al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), a diciembre del mismo año, alcanzó 319.1 pesos por día para la zona geográfica A, integrada por norte y sur del DF, Guerrero, México oriente y poniente, Morelos y Querétaro.

Especialistas del sector laboral mencionan que los incrementos salariales se dan de manera paulatina y van ligados con la inflación. Para el 2014 se prevé que sea menor a 4%, no espere aumentos mayores a dicho porcentaje.

La encuesta realizada por OCCMundial.com, que tomó como base a más de 1,000 personas, mostró que 41% de los profesionales mexicanos, para este 2014, desea incrementar sus ingresos.

Margarita Chico Pérez, directora de Comunicación de Trabajando.com México, alertó que debido a la entrada en vigor de la reforma hacendaria, este año muchas empresas no brindarán un aumento salarial ni cambios en las compensaciones laborales.

Si consideras que tu desempeño laboral amerita un incremento de sueldo, debes prestar atención a las siguientes recomendaciones.

¿Cómo debes prepararte

Como primer paso, Fernando Calderón, director de mercadotecnia y relaciones públicas de OCCMundial, conminó a realizar una autoevaluación de
tus capacidades, logros y objetivos profesionales
a lo largo de tu vida laboral dentro de una organización.

Y cuestionarse: ¿cuál ha sido tu transitar por la empresa de acuerdo con los objetivos para tu puesto? Con dicha respuesta te percatarás que evidentemente no recibirás un aumento salarial por el simple hecho de cumplir con tus obligaciones.

“El incremento salarial es un tema muy popular entre los empleados al inicio y final del año. Cuatro de cada 10 personas están interesadas en tener un aumento salarial”, dijo.

Sólo en aquellas ocasiones donde superes las expectativas de tu puesto, logres un impacto extraordinario en los resultados de la organización y cuando te percates de que los ingresos de la empresa incrementen, amerita solicitar un aumento de sueldo.

En segundo término, haz un análisis de la situación económica de la empresa.

Ello implica que analices dos temas: que la institución pase por un momento adecuado en términos de crecimiento de los ingresos, “en momentos de crisis será difícil que su petición sea analizada”, comentó Calderón.

Otro momento oportuno para hacerlo es cuando la empresa pasa por un momento de planeación, es decir, que comience a generar su presupuesto para el siguiente año. En estos momentos puedes levantar la mano y hablar con tu jefe inmediato para hacerle llegar tu petición fundamentada.

¿Después de cuánto tiempo?

Fidel Arroyo Hernández, gerente divisional de ManpowerGroup México, explicó que los incrementos de salario no tienen nada que ver con la antigüedad en un puesto, es decir, no porque lleves 10 años en una empresa te tocará un incremento de sueldo.

Este fenómeno conlleva dos condiciones: formular, primero cómo son los términos de tu contrato; y segundo, negociación al momento de llegar a una organización. Recuerda que también se vincula al desempeño en la empresa.

“Hay personas que tardan dos años en llegar a sus niveles máximos de responsabilidad o aquellos que pueden tardar más de 10 años. Es erróneo pensar pedir un aumento de sueldo sólo por tu antigüedad”, comentó el especialista.

Para saber con certeza cuánto aumento solicitar, debes tener sensibilidad a la situación económica de la empresa. Para tener una referencia real de lo que paga el mercado, analiza en cuánto está evaluado tu puesto dentro y fuera de la organización.

[email protected]

CRÉDITO: 
Paulina Gómez, El Economista