Escoge un seguro contra desastres

Foto: EFE./ elempresario.mx

Los esfuerzos que realiza un empresario para abrir un negocio, administrarlo y echarlo a andar con éxito son muchos. Ante la vulnerabilidad que se tiene frente a desastres naturales, lo mejor es considerar la contratación de un seguro, ya que cualquier eventualidad puede ocasionar el cierre o quiebra de la organización.

A continuación te presentanmos algunos puntos para que los consideres en el momento de elegir y comprar un seguro contra desastres:

1. Definir qué es lo que quiero asegurar (maquinaria, inmueble, capital humano, bodega o mercancía), identificar dónde está ubicada tu empresa, qué riesgos corre, qué tipo de sustancias o maquinaria maneja para saber si necesita una cobertura especial.

2. Determinar que cosas no son necesarias asegurar y no acumular gastos innecesarios para la empresa.

3. Hacer un sondeo de lo que ofrecen las diferentes aseguradoras y de cómo éstas pueden satisfacer las necesidades de tu empresa.

4. Verifica que la aseguradora que elijas esté regulada por la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas (CNSF).

5. Lee la póliza de seguro. Es necesario conocer lo que ofrece la aseguradora, lo que cubre y lo que no. Si no estás seguro de esta información consulta en la Comisión Nacional para la Defensa de los Usuarios de las Instituciones Financieras (Condusef) los derechos que tienes como asegurado.

6. Si no entiendes el contrato, es necesario que pidas a tu agente se seguros que te explique a detalle de qué trata y cuáles son tus beneficios.

7. La prima mensual que deberás pagar por asegurar tu empresa puede variar entre los 3,000 y 11,000 pesos mensuales, pero mucho dependerá del inmueble que quieras asegurar y de los activos que están dentro de él.

¿Requieres más datos? Pide información en:

  • Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros
  • www.amis.org.mx
  • Teléfono: 01 (55) 5662-6161
  • Comisión Nacional de Seguros y Fianzas
  • www.cnsf.gob.mx
  • 01 (55) 5724-7408

Con información de la Universidad Panamericana.

[email protected]

CRÉDITO: 
Samantha Álvarez