Vehizero fabrica vehículos a favor de la ecología

( foto: Archivo / elempresario.mx)

El cuidado del medio ambiente y la reducción en los costos de logística son características que rigen a Vehizero, una ensambladora mexicana innovadora en la industria automotriz.

El cuidado del medio ambiente y la reducción en los costos de logística son dos de las características que rigen a Vehizero, una ensambladora mexicana con una gran oferta automotriz.

La empresa se fundó en 1999 por la iniciativa de tres socios: un ingeniero eléctrico, uno mecánico y otro químico, quienes vieron la oportunidad de crear una empresa que respondiera a la necesidad de vehículos de carga para zonas urbanas, nicho que la industria automotriz estaba dejando de lado.

En conjunto, detectaron que los vehículos de combustión interna actuales estaban diseñados para moverse a una velocidad de entre 60 y 90 kilómetros por hora y que si los sacaban de estos rangos, es decir, si marchaban más rápido o más lento de lo indicado, se volvían ineficientes.

Aunado a esto, los vehículos actuales consumían gasolina aún sin estar en movimiento, lo que generaba gastos fuertes para las empresas; además de que la quema de combustible sin utilidad ocasionaba severos daños al medio ambiente.

“Por cada 1,000 vehículos nuestros que estén circulando en las calles de la ciudad, 7,000 toneladas anuales de CO2 dejarán de ser emitidas a la atmósfera”, detalló Sean O’Hea Icaza, director general y socio fundador de Vehizero.

“Nuestros vehículos no gastan gasolina al estar parados en medio del tráfico, sólo cuando se acciona el acelerador. Para fines prácticos, consumen la misma cantidad de energía en un viaje con o sin congestión vehícular, esto nos da una superioridad energética importante comparados con la oferta de combustión interna”, agrega.

UNA EMPRESA EN CRECIMIENTO


La ensambladora mexicana está conformada por 84 trabajadores. A finales del año pasado y principios de este, Vehizero produjo su primer flotilla de automóviles de carga compuesta por 25 vehículos híbridos con capacidad de una tonelada de carga cada uno, la cual fue adquirida por una empresa que se dedica a hacer y distribuir pan.

La compañía todavía no piensa en comercializar sus autos porque no cuenta con la infraestructura suficiente para ofrecerle puntos de mantenimiento a sus clientes potenciales.

“Vehizero es una ensambladora pequeña, nuestro trabajo es artesanal y somos aún nuevos, todos nuestros recursos se van a diseño y desarrollo, aún no tenemos la infraestructura de posventa que consistiría en crear agencias o taller y puntos de servicio para la posventa”, aclara el Director de la PYME.

Por ese motivo en este momento se enfocan a vender flotillas a empresas que ya tienen su propia área de mantenimiento, “de esta forma capacitaremos al personal de nuestro cliente encargado de darle mantenimiento a las unidades; por lo tanto, el mínimo de vehículos que podemos vender es de 10”, agrega.

El precio de las unidades fluctúa entre 14,000 y 15,500 dólares, lo cual ofrece un ahorro para las empresas de entre 35 y 80%, comparado con la oferta automotriz actual, según O’Hea.

PLANES A FUTURO

A pesar de que la empresa se está consolidando en este nicho, pretende dar un gran paso en unos pocos meses.

“Nuestra proyección es empezar a ensamblar en serie en noviembre de este año y sacar entre 60 o 70 vehículos en lo que resta del 2009, con el objetivo de que en el 2010 ya ensamblemos entre 1,200 y 1,500 vehículos”, confía Sean. La meta del director de Vehizero a mediano plazo es fabricar vehículos que soporten 3.5 toneladas de carga y en años posteriores diseñar un sistema de vehículos que den servicio de taxi, así como desarrollar el sistema de tracción para un autobús de transporte urbano que tenga capacidad para 70 pasajeros.


ROMPEN PARADIGMAS

El ingeniero químico confiesa que lo que mueve al espíritu de la empresa es “demostrar que las cosas se pueden cambiar. Con nuestros productos buscamos tener un impacto positivo en la sociedad, darle a entender que las cosas se pueden hacer de una forma distinta a la que se han venido haciendo por tanto tiempo”.

Los beneficios que ofrecen estos vehículos para el mercado automotriz son: disminución del costo en mantenimiento en 50% y la verificación de éstos sólo se hará una vez cada seis años, entre otros.

[email protected]

Visita: www.vehizero.com

CRÉDITO: 
Samantha Álvarez