Unidos Somos Iguales, sensibiliza corazones

Foto: Cortesía

Fomenta la convivencia con personas que viven con alguna discapacidad

La sensación de rechazo, temor, intolerancia y burla son sólo algunas de las situaciones de las que son víctimas las personas que viven en situación de discapacidad; esto se debe a que en México no existe una cultura de inclusión ni el conocimiento sobre cómo interactuar con grupos vulnerables. Contribuir a un cambio cultural que adopte a este grupo vulnerable es la misión por la cual se creó Unidos Somos Iguales.

En 1987, nace como una Institución de Asistencia Privada (IAP) y "se dedica a sensibilizar a la gente para no temer ni rechazar a las personas con discapacidad, haciéndolos interactuar, en empresas, escuelas, o en espacios públicos como parques”, recordó Estela Villarreal, fundadora de la organización.

“La idea me surgió porque siempre había deseado hacer algo para cambiar la cultura y falta de información que tiene la gente sobre las personas con alguna discapacidad. Tuve la oportunidad de ser la menor de cinco hermanos, dos de los cuales, Alejandra y Gerardo, tienen el síndrome de Rubinstein Taybi, un problema genético que se manifiesta con deficiencia mental profunda”, detalló.

Indicó que esa discapacidad con la que cuentan sus hermanos siempre había generado rechazo, no sólo para ellos, sino para la toda la familia, pues la gente, en su mayoría, no sabe como interactuar con ellos, pues no tiene una cultura en el tema.

“El rechazo que como familia comenzamos a experimentar cada vez que salíamos a la calle con mis dos hermanos, esos sinsabores, me exigían hacer algo. Y por ellos y por todo lo que me enseñaron me propuse la meta de ayudar a la sociedad a descubrir todo lo que son capaces de externar” destacó.

Villareal aseguró que al principio, el proyecto no contó con los apoyos económicos suficientes para desarrollarse, así se solventaron mediante donativos, ayuda gubernamental, campañas, entre otras, y logró ser reconocida en Nuevo León, de donde es originaria esta franquicia.

Gran impacto social

“Cuando ya teníamos cierto reconocimiento la gente de otros estados comenzó a buscarnos para que incluyéramos a sus familiares con discapacidad en la fundación. Las personas no podían llegar a Nuevo León, por lo cual, pensamos en el modelo de franquicias para replicar la ayuda”, destacó.

Mediante este modelo de crecimiento la franquicia social logró abrir unidades en el Distrito Federal; Guadalajara, Jalisco; Cuernavaca, en Morelos; y Hermosillo y Cuatrociénegas, en Sonora, e inclusive ha llegado a importar su modelo en alianza con otras instituciones a Chile, Uruguay, El Salvador y Colombia.

Estela, quien actualmente forma parte de Ashoka, una red mundial de emprendedores sociales de alto impacto, tiene como próximo proyecto consolidar una plataforma tecnológica para que a través de cursos virtuales, se haga la transferencia del Modelo Unidos y puedan llegar a más lugares.

En 2011, Unidos Somos Iguales organizó 65 talleres empresariales, donde se atendió a 1,852 personas, también, se organizaron 19 eventos y campañas de sensibilización, a nivel nacional, que impactó en 322,220 personas.

Perfil:
Nombre: Unidos Somos Iguales
Fundada: 1987
Crecimiento: 10%
Unidades: 6
Ubicación: Monterrey, Nuevo León
Contacto: unidos.com.mx

CRÉDITO: 
Alberto Moreno