Rotoplas, se diversifica y se coloca a la vanguardia con material de construcción

Como pocas empresas del país, Rotoplas se ha colocado a la vanguardia en la venta de productos para la construcción y tras haber comenzado como un pequeño negocio, con apenas 30 empleados, hoy su plantilla laboral es de más de 1,800 persona distribuidas en sus ocho plantas productoras.

Este negocio surgió en 1975 y en aquel entonces producía diversos artículos como macetas, cubetas y botes. Pero fue hasta 1989 cuando se incorporaron nuevos inversionistas a la empresa aportando ideas atractivas entre la que destacó la fabricación de materiales para la construcción de casas y edificios.

“El tinaco era uno de los productos dentro de la canasta que ofrecían y cuando la administración actual adquirió la empresa y decidió que este producto era mejor y con muchas ventajas sobre el de asbesto”, relató Diego Casas, director de la unidad de tinacos, cisternas y fosas de la empresa.

Esta decisión fue trascendental, ya que dieron con la clave para expandir su mercado y cambiar la cultura sobre la cual desde los años cincuentas se construía el material de los tinacos.

También, con el sismo de 1985, se puso en evidencia la funcionalidad del asbesto, porque muchos de ellos se fracturaron, y se comprobó que almacenaban múltiples bacterias, lo que favoreció las ventas de su producto.

Técnica innovadora

El directivo explicó que el nombre Rotoplas se debe al diseño de una técnica desarrollada con el llamado modelo rotacional aplicada al plástico que es con la que fabrican exitosamente los tinacos para casas.

Este valor agregado, provocó que se modificara el nombre de su producto estrella y se cambió al de Sistema Mejor Agua (SMA), "porque ya no se trata de un contenedor de agua, sino de todo un sistema con accesorios que permite la durabilidad en la calidad del agua”, explicó.

Este sistema tiene como objetivo mejorar la economía del consumidor, con productos que ofrecen una mayor vida útil, lo que permite un ahorro en el consumo del vital líquido, "por eso decimos que más que fabricar tinacos, somos una empresa que se dedica a ofrecer soluciones para problemas de agua".

Líder en Latinoamérica

Con esta propuesta innovadora, la empresa se ha convertido en líder nacional y a nivel latinoamericano de productos fabricados en polietileno. Actualmente tiene plantas ubicadas en Brasil, Perú, Ecuador, Argentina y Guatemala, con centros de distribución en Costa Rica, El Salvador, Honduras y Nicaragua.

El directivo explicó que también han desarrollado nuevos productos como purificadores, válvulas, tubería de cisterna, “con un modelo equipado para que no compren accesorios por separado y fosas sépticas aprobadas por la Comisión Nacional del Agua”.

Asimismo, los filtros y purificadores de agua cuentan con el aval de la Water Quality Association y de la Asociación Mexicana de Pediatría, para su funcionamiento.

Toda la tecnología aplicada a los productos ha sido desarrollada, dijo el directivo, mediante un centro de Investigación y Desarrollo de la empresa, que tiene como propósito crear productos en función de lo que el mercado requiere, para brindar los mayores beneficios al cliente.

Comentó que en Brasil recibieron por tercer año consecutivo varios premios de la Asociación Brasileña de Materiales de Construcción y hace tres años, al llevar el tinaco a Brasil, les dieron el galardón como la empresa con mayor innovación tecnológica en el mercado de materiales de construcción.

En tanto, desde hace dos años están entre las 10 mejores empresas de materiales de construcción de Brasil con calificación alta en profesionalidad, servicio, producto, ética comercial y otros factores.

Empresa certificada

Actualmente la empresa tiene fábricas en el Distrito Federal, Estado de México, Jalisco, Guanajuato, Nuevo León, Sinaloa, Veracruz y Yucatán. Además de contar con centros de distribución en Chihuahua, Sonora, Baja California Norte, Michoacán, Tamaulipas, Chiapas y Tabasco.

Su red de distribuidores suma más de 3,000 en todo el país .
Comentó que todas las plantas de Rotomoldeo de México cuentan con la certificación ISO-9001-2000 y también la ISO-9002 en las fábricas de inyección de Rotopinsa en México, Guatemala y Argentina.

Sobre la competencia indicó que para ellos “no es atractivo competir con productos que sean más de lo mismo, por lo que siempre se busca entrar al mercado con productos innovadores con valores agregados para el consumidor, así es como creamos el tinaco, y es como hoy estamos incursionando en el mercado de la tubería hidráulica, y el de purificadores”.

Entre los planes está el “consolidarnos en mercados como el de la tubería y purificadores y lograr ser percibidos como una empresa que se dedica a ofrecer soluciones al problema de agua”.
consulte:www.rotoplas.com
[email protected]

CRÉDITO: 
Silvia Laura Colón