De las recomendaciones al e-commerce

Foto: Archivo./ elempresario.mx

El negocio de Irma Estrada se sostenía de las recomendaciones que algunos médicos hacían de ella y de las visitas que recibía cuando una que otra persona tocaba el mostrador de su empresa para solicitar algún aparato de ortopedia o recuperación.

Hace tres años que las ventas de Health Depot tomaron fuerza. El impulso de Irma por sacar su negocio adelante la llevó a probar nuevas formas de hacer negocios

En el 2007, se subió a la plataforma de Mercado Libre, un sitio en Internet que le permite ofertar sus productos, estar disponible como tienda las 24 horas del día y hacer transacciones seguras vía electrónica.

“Al hacer comercio electrónico, las ventas de mi negocio aumentaron 35%, el reconocimiento de la compañía ya es a nivel nacional, gracias a esta herramienta electrónica 80% de las órdenes de compra que recibo vienen del interior de la República, 20% son ventas en el Distrito Federal”, detalla Estrada.

Sucesión

En 1999, la periodista de profesión tomó el negocio de manos de su madre, quien a su vez se lo había comprado a un médico ortopedista unos años atrás, pero como veía que al comercializar productos tan específicos como sillas de ruedas, andaderas y bastones, las ventas no eran altas, decidió anunciarse en la Sección Amarilla, Segundamano e Internet.

“Mercado Libre es una plataforma excelente, tiene una alta reputación, lo que hace que mi empresa sea confiable también. La gente que compra ahí puede ver el estatus de satisfacción que tiene cada vendedor y sí la experiencia de compra de los anteriores visitantes fue buena o mala. De esta forma los clientes están seguros de lo que compran y nosotros de que hay alguien que está buscando nuestro producto”, agrega la empresaria.

Acompañamiento

Para entender el comercio entre empresa y cliente, Irma tomó cursos de coaching sobre atención al cliente, cómo generar confianza y cómo aumentar las ventas a través de este sistema.

Irma asegura que estar en una tienda en línea, las 24 horas del día, le enseñó que “ofrecer un buen servicio al cliente es primordial”, pues para que ninguno de los visitantes al sitio desistiera de su compra, se acercó a varios bancos a solicitar las terminales punto de venta de las tarjetas de crédito más comunes y habló con ellos para que le dieran promociones a meses sin intereses y plazos de pago más largos para sus clientes.

Orden, rapidez y servicio

Health Depot está compuesta por tres personas que se han dado a la tarea de tener un inventario ordenado y bajo control, además de contratar servicios de logística para realizar puntualmente las entregas locales y foráneas de sus productos.

“A través de Estafeta, una empresa de mensajería, hacemos la entrega. Hemos llevado productos desde Baja California hasta Yucatán y llegado a los pueblitos más recónditos de México”, detalla Estrada.

Aparecer en Internet le ha permitido a Health Depot tener presencia a nivel internacional, pues Irma ha enviado sus productos hasta Estados Unidos, España, Argentina, Costa Rica y Panamá.

A corto plazo, Health Depot busca convertirse en una tienda de regalos para adultos mayores, pero los retos seguirán porque la demanda va en aumento.

[email protected]

CRÉDITO: 
Samantha Álvarez