Queremos ser la óptica que más pacientes atienda en México

Hugo Moreno, fundador y CEO de ópticas Ver de Verdad. Foto: Especial

Desde que presentó el proyecto de Ópticas Ver de Verdad a su mentor de Harvard, Michael Schultz, Hugo Moreno González, sabía bien lo que quería: ser la cadena de ópticas de bajo costos que más pacientes atendiera en México. Para llegar a un millón de pacientes requiere abrir 300 sucursales, una cifra una lejana, pero a la que se acerca con pasos sólidos.

Moreno González es el emprendedor Endeavor de Sinaloa, el primer caso de éxito del organismo internacional en esa entidad. El negocio inició hace tres años y actualmente cuenta con 20 sucursales en cuatro ciudades de Sinaloa y en el Distrito Federal, donde atiende a 70,000 pacientes.

Lee también: En Sinaloa faltan empresas que trasciendan a otros mercados

La empresa ofrece exámenes de la vista gratis y vende por lentos de calidad a bajo costo. Tiene cerca de 600 modelos en 53 distintas categorías. Los armazones son importados desde China y Turquía y las micas las compran a una empresa francesa, líder en el sector. Actualmente generan 102 empleos; en 2013 Ver de Verdad recibió el Premio Nacional de Calidad.

Moreno y su equipo han pulido sus procesos tanto en atención a clientes, compras, ventas. “Hay muchas horas metidas atrás de la experiencia de compra en Ver de Verdad”. Estos avances le permitieron acceder a una segunda ronda de capital para abrir 300 unidades y aprovechar las oportunidades de mercado.

“En México se venden 16 millones de lentes, cuando se deberían vender 26 millones, en el segmento medio se venden 11 millones cuando deberían ser 16 millones. Hay ocho millones de personas que deberían usar anteojos y no lo hacen, ese es nuestro mercado objetivo”, comenta en entrevista.

Trabajar con Endeavor le ha permitido contactar a gente talentosa “que sabe más que yo y que puede ayudarnos mucho a –concretar- este sueño… Desde que inició Ver de Verdad sabíamos que íbamos a ser la cadena de ópticas que más pacientes atiende en México, lo que hicimos con Endeavor fue apuntar la flecha en forma efectiva, no éramos una empresa estancada, pero con Endeavor crecimos de forma más efectiva”.

Hugo Moreno ya traía clavada la espinita social desde antes de iniciar Ver de Verdad. Como director de una institución sin fines de lucro que ofrecía exámenes médicos y de la vista, vio que había armazones de calidad y mejor costo que no estaban siendo ofrecidos en México.

“Cuando era director de Salud Digna, me invitan a la Escuela de Negocios de Harvard y conozco a Michael Schultz, le platico de mi salida de Digna y de esta oportunidad y me invita a que presente el proyecto a un fondo de inversión de impacto social, Ignia, de Canadá, y es así como se hace realidad”, relata.

RETOS PARA EL EMPRENDEDOR

Siete años haciendo negocios en Sinaloa dan a Hugo Moreno una visión sobre la situación empresarial en la región:

“Sinaloa y sobre todo Culiacán es una zona muy emprendedora. El ecosistema emprendedor es nuevo, las organizaciones que se desarrollaron fueron hace 15 o 20 años y en ese tiempo no se han fortalecido, hay un hueco en el que Endeavor viene a jugar un papel muy importante”.

Rechaza que haya inseguridad en el estado: “nunca he visto algo como las balaceras que vemos en Guadalajara, bloqueos de autos. Llevo ocho años en Culiacán y nunca he vista una balacera”, afirma.

Moreno González considera que los apoyos del gobierno deberían enfocarse a dos cosas: educación para los emprendedores y ayudarlos a conseguir el mejor talento posible. Con cursos en Harvard y el Ipade, el empresario concede gran importancia a este tema: “Una persona que no sabe de contabilidad no debería iniciar un negocio. El apoyo se debería dar en cómo educamos a los emprendedores”.

Y agrega: “otra cosa que nos cuesta a los emprendedores es cómo aprovechar los apoyos para generar empleo, tener acceso al mejor talento. En la medida que atraes gente buena a las empresas, esa gente buena se va pagando sola. Pero muchas veces se vuelve ‘el huevo y la gallina’, no podemos traer gente buena, porque no les podemos pagar”.

angelica.pineda@eleconomista.mx

CRÉDITO: 
Angélica Pineda/ El Empresario

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.