Pyrosmart prende la mecha de su expansión

Foto: Especial

De Ojocaliente, en Zacatecas se escucha poco, y de lo poco, mucho son malas noticias. Pero este municipio de clima cálido y larga historia, podría convertirse en el nuevo referente de la industria pirotécnica, un esfuerzo al que se ha comprometido Alejandro Mantecón González, director de Pyrosmart.

México es el segundo productor de fuegos artificiales en América Latina, sólo detrás de Brasil. De este mercado viven más de 40,000 familias en su mayoría del estado de México. Sólo cuatro empresas han destacado en este oficio de artesanos, una de ellas es Pyrosmart, que deleitó a los londinenses y al mundo entero durante la inauguración y clausura de los Juegos Olímpicos, en el 2012; la pirotecnia que usa Disney en Florida, también lleva el sello de esta empresa.

“Somos líderes en exportación y lo seremos en América Latina”, vaticina Mantecón González, quien inició su compañía hace ocho años con cinco colaboradores. Cuatro años después inauguró su planta de producción en Ojocaliente, que generó 30 empleos. Hoy emplea a una tercera parte de los habitantes de ese municipio (237 trabajadores).

Este año, Pyrosmart firmó un convenio con TNT Fireworks, un importante distribuidor estadounidense de artículos pirotécnicos para el entretenimiento. Cada día, la pyme de base tecnológica deberá producir 270,000 piezas para este cliente.

Esto, narra el director general, se logró con la asesoría de Fumec (Fundación México-Estados Unidos para la Ciencia) y su aceleradora de negocios, TechBA. Pyrosmart compró una empresa colombiana y desplazó su producción a Zacatecas para proveer a TNT y, a través de ésta, llegar a las tiendas Walmart de Estados Unidos.

“No sólo resultó ser un ejercicio exitoso desde el punto de vista comercial, sino que una pyme mexicana comprara a una colombiana, hiciera una transformación tecnológica e hiciera negocios con una empresa como TNT Fireworks, que es de las más grandes de Estados Unido en productos pirotécnicos, es algo interesante”, resalta el entrevistado.

El acuerdo por 10 años permitirá a la compañía zacatecana modernizar la planta, lo que le permitirá ampliar sus mercados de exportación. La nueva fábrica será más eficiente en el consumo de agua y de energía “para disminuir la huella de carbono que generamos”.

“Somos la única empresa mexicana que exporta netamente a Estados Unidos y Canadá (90% de su producción) y llegamos de manera indirecta a otros 12 países... Acabamos de completar 25 millones de piezas de producto que hemos exportado de manera consistente en los últimos ocho años”, asevera Mantecón González.

EL CIELO NO BASTA

Las raíces de Pyrosmart son más profundas y se cuenta por décadas. La compañía inició con la manufactura y venta de explosivos para la industria de la construcción y minera. La evolución de este mercado ha sido tal que hoy también llega al sector aeroespacial, agrícola y automotriz. “Las bolsas de aire de los vehículos son dispositivos pirotécnicos”, comparte Mantecón.

La pirotecnia de entretenimiento es uno de las líneas de negocio de Pyrosmart. La otra, y tal vez la más interesante es la industrial, para ello, la empresa cuenta con la patente del fragmentador de roca para la industria minera y de construcción.

El producto se llama PyroBlast y según el blog de la empresa, detona más rápido que los explosivos tradicionales, generando menor cantidad de partículas volátiles, menor onda expansiva y vibración, así como menor daño ambiental. Compañías como Cemex, Peñoles, Grupo México y Goldcorp han usado este producto.

Para lograr esta y otros productos que ya cocina, Mantecón González se apoyó en el Conacyt (Consejo Nacional para la Ciencia y la Tecnología) y varias universidades, entre ellas la Autónoma de Zacatecas.

“El factor innovación ha sido determinante y un diferenciador que nos ha permitido tener una ventaja competitiva, sin él no creo que hayamos podido estar donde estamos”.

LA SUMA DE ESFUERZOS

Además de aliados como Fumec, Alejandro Mantecón resalta el trabajo de sus colaboradores. “El crecimiento de la empresa requirió también un desarrollo mental”, explica.

Pyrosmart emplea a ingenieros en mecatrónica, químicos e industriales. “El principal desafío en recursos humanos que hemos tenido como pyme ha sido entender que se requieren cambios personales importantes, y estamos en ese proceso. Ahí, creo que TechBA ha sido determinante para ese cambio integral”.

Este cambio, también pasa por la cabeza que dirige la empresa. “Yo me veo como un motivador de ese talento, necesario para seguir creciendo y para elegir a la persona adecuada para puestos clave que tenemos”.

Finalmente, el empresario comparte algunos de los retos que tiene este sector, como la competencia de los productos asiáticos, la evolución en la manufactura y la excesiva regulación. Es en esta última en la que hace hincapié:

“La pirotecnia artesanal no deja de tener sucesos lamentables y el endurecimiento de la regulación provoca un mercado negro y por ende más accidentes. Creo que este ciclo debe cambiar para que otras empresas puedan acceder a estímulos que les permitan innovar crear nuevos productos y acceder a otros mercados.”

Recuadro:

La pirotecnia en la industria

Además del entretenimiento, la pirotecnia ha encontrado lugar en otras áreas:

  • Ubicación. Es utilizada en señalamiento y localización en ferrocarriles, transportes terrestres, aéreos, marítimos y para personas.
  • Agricultura y ganadería. En botes fumígenos, tiras detonantes y cohetes antigranizo para provocar lluvia.
  • Pesquera. La bengala submarina genera una luz resistente al agua; megatón submarino, que genera un efecto sonoro y tinta, que es un marcador submarino.
  • Minería. Explosivos y detonadores par la excavación.
  • Militar. Adiestramiento y capacitación, como simulación de explosiones.
  • Automotriz. Generadores de gas para la activación de bolsa de aire.
  • Aviación. El Airbus tiene 170 componentes pirotécnicos.

angelica.pineda@eleconomista.mx

CRÉDITO: 
Angélica Pineda / El Empresario

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.