Ollín Studio, éxito Hollywoodense

Foto: Cortesía

Empresa que ha marcado su paso en el cine internacional

La industria cinematográfica en México ha crecido de una manera impresionante en la última década, un claro ejemplo de la expansión del cine a un nivel internacional es Ollín Studio.

Ollín Studio se ha consolidado como una empresa fuerte en el mercado de Hollywood donde son reconocidos por sus técnicas, el siguiente año la empresa buscará crecer en el número de creativos y la plataforma tecnológica para ofrecer nuevos servicios, actualmente el servicio principal que tienen es la extensión de escenarios para que parezcan más grandes que la realidad.

La empresa ha estado presente en largometrajes como: Tron. El legado, Red social, El curioso caso de Benjamin Button, El último maestro del aire, Zodiaco, KM31, Déjame entrar, entre otras. Incluso fue ganadora del Oscar por su intervención en la película El curioso caso de Benjamin Button por su manejo de effectos especiales.

Por segunda ocasión la empresa mexicana de efectos visuales Ollín Studio, trabajó en un largometraje producido por Disney, el año pasado comenzaron su carrera con la casa productora con la realización de efectos para el film Tron.

La magia de Ollin Studio se refleja en la última entrega de “Piratas del Caribe”, película realizada y producida por la importante empresa Disney. El proyecto duró alrededor de tres meses y medio de trabajo y 40 personas fueron requeridas para completarlo, esto con el nuevo modelo que Hollywood está implementando para sus films donde los estudios están definiendo la realización de películas eficientes, por lo que contratan a varias empresas de efectos visuales con amplia experiencia.

“Fue un proyecto muy grande y de poco tiempo para todos, trabajamos 17 estudios en todo el mundo para realizarla, la película se filmó en diciembre y la fecha de premier era en mayo, es increíble trabajar con Disney, es una empresa muy seria y la casa productora de películas más exitosa del planeta, por eso el nivel de profesionalismo debe ser alto”, comentó Charlie Iturriaga director de producción y co-fundador de Ollin Studio.

Al ser la cuarta entrega de una franquicia ya definida, Ollin Studio tuvo que seguir la misma línea de las producciones anteriores, por lo que se enfrentaron a nuevos retos como mejorar los procesos de realización y hacerlos más eficientes para cumplir con los tiempos de entrega, ya que el estreno simultaneo en varias ciudades del mundo no permitía atrasos.

CRÉDITO: 
Redacción