Ofrecen aventura y diversión

Foto: Archivo./ elempresario.mx

Con una gran curiosidad por explorar zonas desconocidas y ofrecer vacaciones diferentes, Río y Montaña ha aprovechado lugares poco usuales en el país para hacer negocio.

Con una gran curiosidad por explorar zonas desconocidas y ofrecer vacaciones diferentes, Río y Montaña ha aprovechado lugares poco usuales en el país para proveer aventura y diversión.

Waldemar Franco, fundador de la empresa, explicó que cuando empezaron los recorridos apenas acababa de salir de la universidad, por lo que no tenía mucha experiencia en el negocio y las visitas se hacían sólo como pasatiempo; sin embargo, “poco a poco me fui adentrando y viendo los lugares que se podían aprovechar”.

“Sólo dábamos recorridos por distintos parajes, pero la curiosidad nos llevó a explorar más zonas dentro de distintas regiones del país, al punto de llegar al desarrollo del turismo está más enfocado en visitas a lugares más tradicionales y no tanto al turismo aventurero.

“Uno mismo tiene que estar haciendo una labor de promoción muy ardua para lograr dar a conocer estos sitios que están en lugares poco visitados, ya que el hecho de estar escondidos, muchas veces juega en contra del negocio”, comentó el Director de esta pequeña y mediana empresa.

Entre los clientes más importantes de la franquicia se encuentran los corporativos, ya que les arman paquetes con actividades al aire libre para que puedan desarrollar eventos como: lanzamientos de producto, presentaciones, talleres de capacitación y dinámicas de trabajo en equipo.

México, el privilegio

“Hay muchas posibilidades de éxito para este negocio, porque México tiene muchos lugares poco explotados, hay un México al que pocos voltean porque lo más común son las playas, pero hay más alternativas donde se pueden hacer caminatas, descenso de río, tirolesa”, expuso el fundador de Río y Montaña.

Waldemar Franco destacó que la manera en la que han llegado a ofrecer 520 destinos en todo el país es gracias a su experiencia, ya que han realizado diversas exploraciones por lugares y zonas desconocidas.

“Exploramos regiones que consideramos interesantes y vemos la posibilidad de que podamos hacer una pequeña comunidad, para incluso llegar a generar fuentes de empleos ahí”, concluyó.

[email protected]

CRÉDITO: 
Alberto Moreno