Nanopharma Diagnóstica busca reducir gastos en el tratamiento de cáncer

Foto: Cortesía

El cáncer es un mal silencioso que sigilosamente se desplaza por el organismo hasta que lo consume en un proceso doloroso, que muchas veces termina con la vida, dejando sólo recuerdos a los familiares, quienes también sufren desde que inicia la enfermedad.

Ante esto, en el 2011 surgió una alternativa para vencer al cáncer: Nanopharma Diagnóstica, laboratorio mexicano­ liderado por el médico especialista en genómica y pruebas moleculares para el tratamiento del cáncer en México, Horacio­ Astudillo­ de la Vega y sus socios, quienes a través de pruebas moleculares pueden reducir la incidencia de la enfermedad incluso antes de que se presente.

“El cáncer es una enfermedad muy compleja que cobra miles de vidas cada año y que absorbe muchos recursos para su manejo y tratamiento, lo cual puede evitarse con la predicción, algo que buscamos en Nanopharma Diagnóstica al predecir alguna alteración genética hereditaria que pueda ser cáncer”, declaró en entrevista a El Economista.

En estos siete años, la empresa se ha posicionado como líder en el país, ya que ofrece sus servicios a prácticamente a todas las instituciones públicas y privadas. En total, han realizado 900 estudios con médicos especialistas, en su mayoría sin ningún costo para los pacientes, gracias a su modelo de patrocinios.

“Más de 90% de las pruebas realizadas que han sido 25,000 durante estos años han sido a costos cero por el modelo de patrocinio que tenemos con la industria farmacéutica como Amgen, Merck y Boehringer Ingelheim, quienes colaboran para impulsar la estrategias de terapia personalizada del cáncer en México”.

Asimismo, esto no condiciona la adquisición de algún tipo de tratamiento por parte de los laboratorios.

El socio fundador del laboratorio detalló que, si bien no existe un registro de cáncer en el país, se ha calculado un aumento anual de nuevos casos de 15% en los últimos años, especialmente el de colon, que representa una de las dos principales causas de muerte por neoplasia en hombres y mujeres, quienes generalmente reciben el diagnóstico en etapas tardías.

Una forma de prevenirlo es a través de pruebas moleculares, que predicen si un paciente tiene la predisposición genética de la enfermedad, ya que evalúan hasta 400 genes y 16,000 alteraciones de éstos. Asimismo, ayudan a indicar tratamientos personalizados y efectivos, particularmente el de colon y pulmón (que son los de mayor incidencia), aunque también tratan otros tipos.

“Esto nos perfila como la empresa que tiene las pruebas más poderosas en el ambiente del diagnóstico molecular a nivel global. También hacemos pruebas especiales para determinado tipo de cáncer como el de colon, de la cual lanzaremos una genómica donde no sólo medimos la actividad de genes, sino la presencia de otros organismos asociados con la enfermedad que la hacen químicamente diferente. Con ello, podemos diseñar nuevas estrategias de tratamiento”, detalló.

De todos los estudios, 95% se realiza ahí mismo, ya que se tiene la tecnología suficiente y las certificaciones internacionales necesarias. Sólo se recurre a apoyo internacional cuando no se han implementado las pruebas porque el mercado no lo pide.

Con los resultados de los exámenes se pueden hacer cambios en el estilo de vida, que han mostrado 90% de efectividad en la prevención del desarrollo de la enfermedad.

Por su labor, Astudillo y sus socios obtuvieron el premio a la innovación y tecnología por tres años consecutivos y en el 2015, otro galardón por parte del Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem), lo que les ayudó a potencializar su negocio.

En el 2010, se fusionó con el fondo de inversión SAMA lnvestment Medical Group para potenciar la investigación y desarrollo de tratamientos contra el cáncer, así como medicina personalizada.

En los planes del 2018 está la ampliación de pruebas más complejas y más clínicas de cáncer hereditario.

“Empezamos como un grupo de socios independientes desarrollando una plataforma tecnológica para el diagnóstico y la personalización del tratamiento contra el cáncer. Lo que se vislumbra esperanzador para reducir los costos del cáncer y garantizar beneficio a los pacientes es el uso de esta tecnología”, concluyó.

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario